Esta iniciativa muestra que las calcetas son “diferentes pero iguales”, así como los niños con Síndrome de Down Durante la jornada 14 del Torneo Clausura 2019 en el estadio Azteca, durante el partido entre América y Cruz Azul y en el marco del Día Mundial de Síndrome de Down, los jugadores del azulcremas jugaron con calcetas diferentes en cada pierna, una azul y la otra amarilla, con el fin de promover la inclusión social en este tema.

Poco común pero finalmente las autoridades de la Liga MX permitieron que la escuadra azulcrema llevara a cabo esta iniciativa que ha recorrido todo el mundo y fue muy recordada en marzo pasado cuando fue celebrado este día.

Está propuesta surgió a hace un año y se han sumado asociaciones, instituciones y sobre todo ciudadanos para llenar las redes de calcetines de todos los colores bajo las etiquetas.

Información

Por Roberto Ramos