Al parecer, los mexicanos tienen más interés en informarse sobre el Halloween que el Día de Muertos.


En México, en los últimos años, se suscitado un debate de tradiciones: Día de Muertos o Halloween (“Noche de Brujas”). En las escuelas de nivel básico: preescolar, primaria, secundaria se ha dado más por invertir y celebrar el Halloween, al igual que decenas de países que con disfraces, fiesta y recorridos por las calles se pide y recibe dulces. En México muchos ven esta celebración como algo de Estados Unidos, especialmente en el centro y sur del país, mientras en las entidades del norte tiene gran arraigo.

Sabemos que el “Día de Muertos” se celebra el 2 de noviembre y la festividad tiene sus orígenes en las culturas mesoamericanas, antes de la llegada de la colonización de los españoles, creando un sincretismo y fusión desde la gastronomía hasta lo ritual.

Sin embargo los mexicanos tienen más interés en informarse sobre el Halloween que en el Día de Muertos.  Las referencias que arroja el buscador de Google son:

Las búsquedas relacionadas con Día de Muertos son: calaveras, calaveritas, disfraces, altares y la Catrina. Mientras que para el Halloween lo más visto es disfraces y maquillaje. Con diferencia mayoritaria, las regiones del norte tienen mayor preferencia por el Halloween que en centro y sur de México.

brujascalaveras_texto_001_img

Muchos de los que mantienen las tradiciones ven como una invasión de creencias externas.  Pero la realidad es que ambas celebraciones se están fusionando en una sola y las generaciones jóvenes ven a las dos como algo correcto, mientras tanto en otros mercados, como Estados Unidos y Canadá aumenta el número de personas no mexicanas que celebran el Día de Muertos.

Los distintos desfiles masivos que se dieron en las capitales nos dan visos que no obedecen a la tradición sino a Hollywood, porque han sido inspirados por la película de James Bond “Spectre”. Este tradicional festejo se ha combinado con la celebración celta, pero popularizada por Estados Unidos, que todos conocemos como Halloween, suceso que ha venido desplazando los ancestrales ritos.

Razón por la que la mayoría de los mexicanos inmersos en un consumismo latente, también comprarán películas y música de terror, maquillaje, máscaras y adornos monstruosos y disfraces; entre los más comunes están los de piratas, brujas, la Llorona, momias, calabazas, hombres lobos, murciélagos, fantasmas, Drácula, Frankenstein y, por qué no, Freddy Krueger y Chucky. El festejo combinado por nuestro tradicional Día de Muertos y el Halloween fue celebrado por el 45 % de la población.

brujascalaveras_texto_002_img

Lamentablemente no todo es festejo, puesto que a través de las películas, videojuegos y canciones creadas para el Halloween se genera angustia y ansiedad en los adolescentes y adultos. Pero en la población más vulnerable, los niños, se crea miedo y una idea errónea de la realidad. Hoy por hoy, este festejo es un gran negocio con el que algunos empresarios fomentan el tan ya conocido consumo del terror.

Por: Redacción.

[hr style=”striped”]