Contáctenos

Destacada

Benedicto XVI sufre de erisipela en la cara

Publicada

en

El papa emérito de 93 años tendría erisipela, una enfermedad infecciosa, por lo que se cuenta “extremadamente delicado”.

Benedicto XVI, el papa emérito de 93 años, estaría sufriendo una enfermedad infecciosa llamada erisipela en el rostro, y está “extremadamente delicado”, según un artículo del diario regional alemán Passauer Neue Presse, que cita el biógrafo Peter Seewald.

El periódico indicó que Benedicto XVI sufre de erisipela en el rostro, una enfermedad infecciosa que se caracteriza por hinchazón y placas rojas, que causa mucho picor y dolor agudo.

Según Seewald, el pontífice emérito se encuentra ahora muy delicado. Su capacidad intelectual y la memoria no se han visto afectadas, pero su voz es audible, señala en el diario Passauer Neue Presse.

El sábado se reunió Peter Seewald en Roma con Benedicto XVI para presentarle su biografía.

“Durante el encuentro, el papa emérito, a pesar de la enfermedad, se mostró optimista y dijo que si tiene más fuerza, quizá retome la pluma”, señaló.

En junio Benedicto XVI visitó a su hermano mayor Georg, quien estaba enfermo en Alemania. Su primer viaje fuera de Italia desde su inesperada renuncia en 2013. Georg Ratzinger falleció dos semanas después. Los dos hermanos, ambos ordenados sacerdotes el mismo día, en junio de 1951, estaban muy unidos.

Benedicto XVI fue el primer papa en renunciar en casi 600 años. Alegó que ello era por motivos de salud y desde entonces ha llevado una vida monacal en un pequeño monasterio del Vaticano.

Información: Milenio, La Vanguardia.

Por Redacción

Destacada

Por pandemia se perdieron 34 millones de empleos en América Latina y el Caribe, serán más

Publicada

en

América Latina y el Caribe es “la región más afectada a nivel mundial en términos de horas trabajadas y de ingresos laborales”, precisó la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su segundo informe sobre el impacto de la pandemia en el mercado laboral regional.

Unos 34 millones de empleos se perdieron con el coronavirus en América Latina y el Caribe, y con la reactivación económica pospandemia se amplificarán las desigualdades en la región, advirtió este miércoles la OIT.

Las medidas de confinamiento para contener al coronavirus significaron que “alrededor de 34 millones de trabajadores perdieran su puesto de trabajo en la primera mitad del año” en la región, dijo la OIT.

“Durante los tres primeros trimestres de este año la reducción estimada de las horas trabajadas fue del orden del 20,9%, mientras que los ingresos por trabajo se contrajeron en 19,3%” en la región, casi el doble que en el mundo (11,7% y 10,7%, respectivamente), agregó.

Por ello, América Latina y el Caribe es “la región más afectada a nivel mundial en términos de horas trabajadas y de ingresos laborales”, precisó la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su segundo informe sobre el impacto de la pandemia en el mercado laboral regional.

“Resulta aún más problemático al considerar que los ocupados informales, mujeres, jóvenes y de menor nivel educativo son los que, en general, han experimentado con mayor intensidad la pérdida de un empleo”, añadió la OIT, que tiene su sede regional en Lima.

Advirtió que “el sendero de recuperación, que lentamente se está vislumbrando en la región, podría ir acompañado de una amplificación de brechas laborales y de ingresos entre los diferentes grupos de población”.

“Enfrentamos un desafío sin precedentes, el de la reconstrucción de los mercados laborales de la región, lo cual implica enfrentar fallas estructurales que se han agudizado con la pandemia”, dijo el director regional de la OIT, Vinícius Pinheiro.

“Los indicios preliminares de recuperación son una noticia positiva, pero el impacto de la covid-19 en el trabajo y en las empresas fue enorme, y el camino por recorrer es largo”, agregó Pinheiro en la presentación del informe.

El mayor impacto en el empleo se sintió “mayormente” en el segundo trimestre y luego comenzó una paulatina recuperación, según el informe, elaborado con datos de nueve países que representan el 80% del mercado laboral regional: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú, Paraguay y Uruguay.

“Se observa que han sido las mujeres, más que los hombres, y los jóvenes (hasta 24 años), más que los adultos, los que han sufrido, en términos relativos, con mayor intensidad la pérdida de empleo”, dijo la OIT.

“Estas tendencias exacerban significativamente las brechas de empleo existentes previamente a la pandemia”, agregó.

Destacó que “las mujeres estaban en 2019 sobre-representadas en algunos de los sectores de actividad gravemente afectados por esta crisis como, por ejemplo, los servicios de hotelería y restaurantes”. Por ello el impacto entre las mujeres ha sido mayor.

Además, la OIT advirtió sobre las “crecientes dificultades de conciliar el trabajo remunerado con las responsabilidades familiares en un contexto en donde los servicios educativos y de cuidado se han visto profundamente alterados”.

El organismo resaltó que las medidas de confimamiento impiedieron que los nuevos desempleados se dedicaran al trabajo independiente o “cuentapropismo”, que era un “tradicional mecanismo” para superar la pérdida del empleo.

“Como los salarios en América Latina son “relativamente bajos”, quienes perdieron sus empleos no contaban con “recursos financieros previos suficientes para sostener niveles de vida adecuados”.

La OIT señaló también que como las mujeres son mayoría en los “servicios sanitarios y sociales, ellas están desproporcionadamente expuestas a riesgos de contagio y/o a la extensión de las jornadas laborales” por la pandemia.

“En particular, los trabajadores de la salud, muchos de los cuales son mujeres, se ven enfrentados a mayores exigencias profesionales a la vez que las demandas de cuidado familiares se han acrecentado”, destacó.

Otro segmento muy afectado son los jóvenes, cuyo trabajo tenía incidencia elevada en hoteles, comercio, y construcción, “actividades fuertemente afectadas por la pandemia”.

Información Excélsior, Agencias, AM

Qs

Seguir Leyendo

Destacada

Pérdida de empleo afectó más a mujeres durante pandemia

Publicada

en

La pérdida de empleo a causa del confinamiento por la pandemia de covid-19 ha tenido mayor afectación entre las mujeres adultas.

Mujeres, más que hombres, y jóvenes de hasta 24 años, más que adultos, experimentaron con mayor intensidad la pérdida de empleo en nueve países de América Latina y el Caribe, incluido México, a causa de la pandemia.

Y ahora en retorno parcial a las actividades productivas estos grupos siguen siendo los más afectados, advierte el Panorama Laboral en tiempos de la covid-19: Impactos en el mercado de trabajo y los ingresos en América Latina y el Caribe, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el caso mexicano, por ejemplo, el documento expone que el regreso de 1.5 millones de personas al mercado laboral entre los meses de junio y julio —adicional al aumento de 5,6 millones entre mayo y junio—, se registró exclusivamente entre los hombres ya que en el caso de las mujeres incluso se redujo.

La pandemia arrojó a 15 millones 674 mil 196 personas de 18 años y más a no tener un empleo, cifra que representó 32.3% de la fuerza laboral potencial adulta del país.

Así lo muestra la más reciente de la Encuesta sobre el Impacto del covid-19 en el Mercado Laboral elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el primer mes del confinamiento (abril), el desempleo golpeó más a las mujeres, pues 9 millones 392 mil 877 personas se encontraron en tal condición.

Lo anterior representó una tasa de desempleo ampliada de 43.1% de la fuerza laboral femenina adulta.

En cambio, en los hombres hubo 6 millones 281 mil 319 personas desocupadas, lo que representó 23.5% de la fuerza laboral potencial masculina adulta.

Por tanto, la tasa de desempleo ampliada para las mujeres fue casi el doble que la de los hombres.

Redacción: Marcela Chavarría.

Información: El Financiero, Excélsior y Mov. Financiero.

Seguir Leyendo

Destacada

Bancos no eliminarán ni reducirán deudas, otorgarán plazos hasta por 60 meses

Publicada

en

Niño de Rivera explicó que las quitas de capital son pérdidas significativas para los bancos, por lo que tampoco se trata de sacrificar las utilidades, que en lo que va del año se han reducido sustancialmente.

El nuevo programa de apoyo a los deudores de la banca comprenderá ampliaciones de pago hasta por 60 meses, pero las quitas o reducciones de la deuda será el último recurso y decisión de cada institución.

La Asociación de Bancos de México (ABM) dio a conocer cómo incorporarán las facilidades que dio Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para que ofrezcan a sus clientes reestructurar sus deudas.

Hacienda permitió facilidades contables para promover que reestructuren deudas con reducciones en pagos hasta de 25 por ciento, ampliación de los plazos hasta 50 por ciento, reducción de tasas y quitas en capital.

Sin embargo, los directivos de la ABM, que preside Luis Niño de Rivera, aclararon que entrar a este proceso será voluntario para cada banco.

“Las quitas no son el objetivo, el objetivo de la banca es buscar generar las condiciones para que los acreditados puedan hacer frente a los compromisos”, dijo Carlos Rojo, presidente ejecutivo del organismo.

Niño de Rivera explicó que las quitas de capital son pérdidas significativas para los bancos, por lo que tampoco se trata de sacrificar las utilidades, que en lo que va del año se han reducido sustancialmente.

Información Financiero, Milenio, Reforma

Qs

Seguir Leyendo
.
.

Estado de México