Beber cerveza después del trabajo refleja una mejor apariencia, además que reduce el estrés.

Según estudios de la American Society of Human Genetics el tomar una o dos cervezas, hace que las personas con frecuencia reflejen  una mejor apariencia respecto a su edad, además que después del trabajo reduce el estrés.

De acuerdo con la investigación, la bebida de cebada ayuda a reducir el estrés, uno de los principales factores del envejecimiento.

Los científicos realizaron pruebas de ADN para conocer el estado de salud de los bebedores de cerveza y notaron que hacerlo después del trabajo ayuda a contrarrestar la fatiga provocada por la rutina.

Información de Excélsior.

QS