• Pese a los millones de animales que han muerto, se cree que aún podrían salvarse las especies.

Aunque Australia todavía está en llamas en una temporada de incendios forestales sin precedentes que ya ha carbonizado un área casi del tamaño de Guatemala.

No obstante, los científicos temen que algunas de las especies en peligro de extinción de Australia, algunas únicas y coloridas, no se recuperen. Ahora están buscando sobrevivientes de especies raras, y ayudan a las criaturas amenazadas a obtener suficiente comida y agua en los bosques recientemente quemados.

Pese a la catástrofe, los koalas no están ahora en peligro inminente de extinción, pero a los científicos les preocupa que el hábitat del marsupial haya sido reducido en gran medida por los incendios forestales.

Los científicos dicen que el cambio climático está haciendo que los incendios forestales masivos sean más comunes.

Según los registros, los incendios forestales sin precedentes de Australia han carbonizado hasta ahora 104.000 kilómetros cuadrados de matorrales, selvas tropicales y parques nacionales, matando según una estimación, más de mil millones de animales salvajes. A manera de comparación, Guatemala tiene 108.889 kilómetros cuadrados. Información AFP.

Redacción QS.