El crecimiento ha disminuido “drásticamente” y las presiones fiscales están aumentando.

Expertos del Fondo Monetario Internacional proponen un aumento del 16% en el IVA de alimentos, lo cual equivaldría a 1 punto del PIB. La media se esta considerando mientras el sistema tributario se vuelve más progresivo, además para evitar grandes impactos en la población de bajos recursos, se pretender aplicar medidas focalizadas.

Y aunque el gobierno tiene el compromiso de no aplicar cambios tributarios en la primera mitad de su gestión, de acuerdo con el FMI, la “drástica reducción del crecimiento ha aumentado las presiones fiscales para México”, y “el compromiso del gobierno para no aumentar los impuestos durante la primera mitad del mandato está alimentando esta presión”.

Puesto que “los supuestos económicos en los que se basa el presupuesto para el año entrante son preocupantemente optimistas sobre el PIB, producción del petróleo e ingresos presupuestarios”, los expertos plantearon al gobierno recapacitar sobre sus medidas.

Asimismo, destacaron la necesidad de “una reforma fiscal exhaustiva, que permita aumentar los ingresos no petroleros” la cual permitiría incrementar los ingresos públicos y aproximarlos a la media recaudatoria de la región y compensar la presión fiscal antes mencionada, así como reconsiderar el plan de negocios de Pemex.

Redacción Qs noticias

Fuentes: El Economista, Jornada.