Sus compañeros le han hecho un gran recibimiento a este pequeño que tardó años en superar su enfermedad.

Su nombre es John Oliver, tiene seis años y es originario de Newbury Ohio, Estados Unidos. Desde hace unos años le diagnosticaron una leucemia linfoblástica, cáncer común en la infancia. Este pequeño regresó a la escuela el pasado 27 de diciembre luego de tres años de comenzar su tratamiento.

Para sus médicos, este niño ha superado el cáncer y por ello podía volver a clase. Lo que el pequeño no esperaba era la bienvenida que sus compañeros le tenían preparada, pues fue espectacular y emotiva. Todos sus compañeros quisieron homenajear a este pequeño luchador, aplaudiéndole mientras caminada por el pasillo del centro escolar, al final le esperaban sus padres. La emoción de los asistentes por tan bonito acto se palpaba en el ambiente.

La noticia de la victoria del pequeño John no solo se ha vuelto viral, sino que ha tenido una gran repercusión en todos los medios, pues ha servido como inspiración para otros infantes con el mismo padecimiento.

Por: Sarai Palma.

Con información de: El País.