Este jueves, la compañía anunció su máquina para la próxima generación de consolas en el marco de los “The Game Awards”.

Con motivo de la celebración de “The Game Awards”, el jefe del departamento de videojuegos de Microsoft, Phil Spencer, presento la última sorpresa guardada para antes de finalizar el año.

Se trata de la “Xbox Series X”,nombre final de la próxima consola de Microsoft.

Antes conocida como “Project Scarlett”, misma que promete será “la más rápida y potente de todos los tiempos”.

Una máquina que promete ser muy silenciosa, todo para garantizar que la experiencia sea tan poderosa como la de un ordenador de alta gama; pero con las ventajas e inmediatez que otorga un sistema diseñado esencialmente para jugar a videojuegos.

Microsoft pretende garantizar a los desarrolladores poder aprovechar todo el poder de Xbox Series X junto a una memoria de almacenamiento SSD NVMe ultrarrápida.

Contará con una versión mejorada y más avanzada tecnológicamente del que ahora conocemos como Xbox Wirelles Controller.

Todos los packs incluirán uno de estos controladores, cuyo diseño y tamaño han sido refinados “para acomodarse a un mayor rango de personas”.

Su principal novedad es la incorporación de un nuevo botón situado en el frontal del chasis, el botón Share, con el que simplemente al pulsar se podrá hacer una captura de pantalla o grabar un clip de vídeo las partidas y con ello, compartirlo en redes sociales en cuestión de segundos.

Por: Sarai Palma.

Con información de: El País.