En el último año de gobierno del priísta, Eruviel Ávila Villegas se dejaron de ejercer más de mil millones de pesos destinados a salud y programas sociales

La Auditoría Superior de la Federación encontró que en el último año del periodo de Eruviel Ávila como gobernador del Estado de México, mil 40 millones 727 mil 769 pesos del presupuesto federal que debía ser destinado a la salud sirvió para pagar el sueldo de personas no acreditadas, que tenían licencia sin goce de sueldo, dadas de baja o que nunca trabajaron.

Casualmente, el último año de gobierno de Eruviel Ávila fue el mismo que hubo elecciones para gobernador en esa misma entidad.

De acuerdo a datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, en el Estado de México 8 millones 203 mil personas viven en pobreza y de ellas, 2 millones 668 mil declararon no tener acceso a servicios de salud.

Según la investigación de la ASF, 886 millones 786 mil 279 pesos que no fue ejercido para lo que fue etiquetado se encuentra pendiente de aclaración.

O sea, no se sabe en qué se gastó.

Además, 75 millones 786 mil 264 pesos y otros 34 millones 126 mil 431 pesos más se pagaron como “excedente” de un contrato para el “servicio de administración e interpretación remota de imágenes médicas” para Grupo Medoak, S.A. de C.V.

Esta empresa, tan solo en el sexenio de Enrique Peña Nieto ha ganado más de 20 contratos por un monto total de 655 millones 656 mil 631 pesos.

Por otro lado, las auditorías a los recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud que fueron ejercidos por el Gobierno del Edomex, se detalla que hay 854 millones 373 mil pesos que no habían sido comprometidos ni devengados ni al cierre de 2017, ni al inicio de 2018.

Ese dinero debió haber sido reintegrado a la Tesorería de la Federación a más tardar el 15 de abril de 2018.

La ASF solicitó la documentación comprobatoria para justificar su no aplicación y de no recibirla, deberá realizarse el reintegro más los rendimientos que se hayan generado.

De estas indagatorias también se comprobó que el Gobierno del Estado de México pagó 17 millones 349.3 mil pesos a 55 personas que no acreditaron el perfil de la plaza contratada en el ISEM.

Además, 452 empleos ‘recibieron’ pagos posteriores a su fecha de baja, por lo que se realizaron pagos indebidos en 2017 por un total de 6 millones 204.3 mil pesos.

Ante estas conclusiones de las indagatorias el Gobierno del Estado de México entregó documentación que justifica pagos por 19 mil pesos por concepto de aguinaldo a cinco empleados. Así que el daño al erario es de únicamente 6 millones 184 mil 976 pesos, en este rubro.

También se gastaron 2 millones 931 mil 828 pesos en pagos a 71 personas que contaban con licencia sin goce de sueldo.

Un millón 456 mil 847 pesos más se destinaron a pagos para nueve trabajadores que ni siquiera fueron identificados por el responsable del centro de trabajo.

Sobre la auditoría al programa Prospera, la revisión arrojó que solo se pudo comprobar el destino de poco más de la mitad de los 389 millones 460 mil pesos que recibió el Gobierno del Estado de México en 2017.

por Braulio Luna