Artistas han sostenido que su trabajo es parcialmente censurado en redes sociales por trabajar con desnudos.

Actualmente las redes sociales se encuentran en una campaña continua contra los discursos de odio, terrorismo, desinformación y abuso. Sin embargo, desde su nacimiento Facebook ha tratado cualquier aparición de genitales como un desnudo que debe ser removido, la realidad es que existen matices y que, para poder otorgar esa área el tratamiento que requiere, es necesario que se les dé una mirada mucho más profunda a sus contenidos, no sólo visuales, sino también ideológicos.

Algunos de los usuarios (incluidos activistas, terapeutas sexuales, víctimas de abusos, artistas y educadores sexuales) dicen que las políticas de las redes sociales siguen siendo demasiado vagas y no son aplicadas con el mismo rigor en todos los terrenos.

Para ellos no es un asunto menor, los artistas pueden quedarse sin su audiencia, los negocios sin acceso a sus clientes y personas vulnerables sin una red de apoyo. Esto significa que internet son sus diarios, revistas, galerías de arte y plazas públicas, sin embargo, una empresa tiene la última palabra en los temas de libertad de expresión y básicamente decide cuales son los “patrones aceptables de la comunidad” de miles de millones de personas en el mundo.

Dawn Robertson lanzó una campaña en favor de los derechos de las mujeres a las que fotografió desnudas, con sus partes intimas ligeramente cubiertas; son fotos llamativas, no sólo por los desnudos, sino porque son cuerpos imperfectos. Las fotografías fueron publicadas en Facebook e Instagram y la campaña despegó con fuerza, sin embargo, hubo comentarios negativos y Facebook cerró la cuenta personal del artista.

Otras redes tienen enfoques distintos. Twitter es más permisivo y Tumblr hace poco prohibió el contenido para adultos, por lo que algunos artistas han protestado y han pedido a Facebook que reconsidere sus censuras.

Información: La Jornada y Tekcrispy
Redacción Qs.