Esta obra implicará una inversión total de 120 mil millones de pesos.

Durante su conferencia matutina el presidente anunció el inicio del proceso de consulta Indígena para que la gente opine sobre la ruta por la que pasará este medio de transporte en el sureste del país.

Tras anunciarse se aclaró que respetará la voluntad de los ciudadanos, si la gente dice sí, continuaran con las obras y si dice no todo quedará hasta ese punto.

El jefe del Ejecutivo Federal estuvo acompañado por Rogelio Jiménez Pons, titular del Fonatur y responsable del proyecto Tren Maya; Diana Álvarez, subsecretaria de Gobernación; y Adelfo Regino, director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas.

Rogelio Jiménez Pons aseguró que el Tren Maya es la oportunidad histórica para “resarcir la deuda con el sureste mexicano”.

Indicó que el proceso de consulta inicia formalmente este viernes e indicó que el proyecto de esta obra implicará una inversión total de 120 mil millones de pesos.

Por su parte, la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez, indicó que el proceso de consulta está compuesto por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y la Secretaría de Gobernación (Segob).

La consulta buscará promover la participación ciudadana con información adecuada, oportuna y accesible sobre el proyecto.

Será el siguiente 15 de diciembre cuando se instalarán los módulos de participación ciudadana en Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatan y Quintana Roo para recibir esta participación, a través de casillas en las que podrán expresar su opinión.

Y de acuerdo con esta iniciativa la información será difundida a través de una página en internet que es www.participacionsocial.gob.mx.

Por: Sarai Palma.

Con información de: Grupo Fórmula.