Contáctenos

Destacada

Antártico enfrenta transición a nuevo clima por Calentamiento Global

Publicada

en

El hielo en el océano Ártico se ha reducido un 12 por ciento cada década desde que la observación satelital comenzó a fines de los años setenta, y los 13 años con más bajo nivel de hielo oceánico han ocurrido todos desde 2007.

Los efectos del calentamiento global en el Ártico son tan graves que la región está cambiando a un clima diferente, uno que se caracteriza por menos hielo y nieve, con más lluvias y mar abierto, según dijeron unas científicas el lunes 14 de septiembre.

Según las investigadoras, el océano helado en el Ártico ha disminuido a tal punto que, incluso en un año de extremas temperaturas gélidas, no se produciría tanto hielo como era usual en décadas pasadas. Otras dos características del clima de la región, las temperaturas típicas de la temporada y el número de días con lluvia en vez de nieve, están cambiando de la misma manera, dijeron las científicas.

El Ártico es una de las zonas que están siendo más afectadas por el cambio climático, con aumentos drásticos de temperaturas, el derretimiento del permafrost y otros efectos además de la reducción del hielo marino. El estudio, de Laura Landrum y Marika M. Holland del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica en Boulder, Colorado, es un intento de poner en contexto lo que ocurre en esa región.

“Todo el mundo sabe que el Ártico está cambiando”, explicó Landrum, climatóloga y autora principal del estudio, publicado en la revista Nature Climate Change. “De verdad quisimos cuantificar si estamos en presencia de un nuevo clima”.

En otras palabras, la investigadora se pregunta: “¿Ha cambiado tanto el Ártico, y con tanta rapidez, que es imposible predecir su nuevo clima basándonos en el pasado reciente?”.

Con base en años de datos obtenidos de la observación de la región y modelos computarizados, las investigadoras descubrieron que el hielo marino ya tiene un nuevo clima: la extensión del hielo en años recientes es mucho menor a lo que se habría esperado, incluso en el peor año de mediados del siglo XX.

El hielo en el océano Ártico se ha reducido un 12 por ciento cada década desde que la observación satelital comenzó a fines de los años setenta, y los 13 años con más bajo nivel de hielo oceánico han ocurrido todos desde 2007. Se espera que este año sea una marca mínima récord o casi histórica en la extensión de hielo, que podrá determinarse al final de este mes cuando termine el periodo de deshielo de la temporada de verano.

Las simulaciones que compararon las temperaturas del aire del otoño y el invierno, así como los días de lluvia con los días de nieve mostraron que la transición a un nuevo clima está ocurriendo de manera más pausada y se espera que el cambio definitivo ocurra a mediados de este siglo.

En general, “estamos llegando a un punto en el que no sabremos qué esperar”, dijo Landrum.

El nuevo estudio se basa en trabajos similares previos que analizaban menos elementos climáticos, según explicó Jennifer Kay, climatóloga de la Universidad de Colorado que no participó en la investigación.

“Es positivo ver que todas esas variables se discutan”, dijo Kay. Determinar el tiempo en que ocurren los diferentes cambios es una contribución interesante.

Pero los científicos han sabido con bastante anticipación que la región atravesaba por cambios decisivos. “Sabemos cómo era”, añadió Kay. “Le llamamos ‘el nuevo Ártico’ porque ya no es el mismo”.

Las comunidades del Ártico ya están sufriendo por los cambios, según explica Landrum. La erosión de las líneas costeras ha hecho que algunas poblaciones nativas de Alaska empiecen a pensar en reubicarse. Otros cambios están afectando el suministro de alimentos. Tormentas más cálidas que generan lluvia en terrenos nevados, por ejemplo, pueden causar la inanición de animales que son fundamentales para los grupos indígenas de la zona.

“El cambio climático del Ártico no representa el futuro para ellos”, dijo Landrum. “Es el ahora”.

Landrum afirma que los modelos climáticos empleados en el estudio simularon un mundo futuro donde las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento del planeta, permanecían altas. Eso permite cierto margen de optimismo, añadió.

“Aún tenemos la oportunidad de cambiar qué tan rápido evoluciona el Ártico, si modificamos nuestras emisiones”, dijo la científica.

“No podemos simplemente rendirnos. Si trabajamos arduamente y hacemos algunos cambios hay una posibilidad de generar efectos drásticos”.

Otro estudio publicado el lunes 14 de septiembre sugiere que dos glaciares antárticos que durante mucho tiempo han preocupado a los científicos por la posibilidad que tienen de contribuir al aumento del nivel del mar pueden estar en peores condiciones de lo que se había previsto.

Los glaciares Thwaites y Pine Island son ríos de hielo, que se mueven lentamente desde la capa de hielo de la Antártida Occidental, en la parte interna del océano, donde se derriten y provocan un aumento en el nivel del mar. En décadas recientes, el movimiento de los dos glaciares se ha acelerado, lo que ha producido más pérdida de hielo desde el interior, en gran parte debido al derretimiento causado por el agua más cálida que circula debajo de los glaciares.

Sin embargo, incluso con la aceleración, el deshielo de esta parte de la capa de la Antártida Occidental podría tardar siglos.

En la nueva investigación, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciencies, se analizaron imágenes satelitales que mostraron grietas y otras evidencias de daño en las capas heladas de los glaciares, los bordes más prominentes que flotan en el agua.

Esta evidencia de daños, según escriben los autores del artículo, es la primera señal de un debilitamiento estructural de las capas de hielo, un proceso que puede desencadenar la desintegración de esas capas y un flujo más rápido del agua de los glaciares hacia el océano. Los autores indicaron que la incorporación de estos procesos de daño a los modelos del comportamiento de la capa helada es esencial para realizar evaluaciones más precisas sobre el posible aumento del nivel del mar.

Información Agencias, AM

Qs

Destacada

Suman 105 mil 497 los casos confirmados de Covid en Edomex

Publicada

en

Exhorta a la participación responsable de la ciudadanía para mitigar la pandemia.

Al corte de las 20:00 horas, la Secretaría de Salud del Estado de México informó que 65 mil 528 personas han recibido su alta sanitaria tras vencer al COVID-19, gracias al intenso trabajo del personal médico, de enfermería y de apoyo de las diversas instituciones, a quienes hizo un público reconocimiento.

Detalló que en total suman 105 mil 497 los casos confirmados, en tanto que 26 mil 851 son sospechosos en espera del resultado de la prueba que les fue tomada y 138 mil 138 han dado negativo al contagio del virus SARS-CoV-2.

Por otra parte, la dependencia a cargo del Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, señaló que 21 mil 530 se encuentran en resguardo domiciliario, mil 926 son atendidos en hospitales de la entidad y 2 mil 134 en unidades de segundo nivel de otros estados; además de que 14 mil 379 lamentablemente han fallecido.

Con base en lo anterior, hizo un llamado a los mexiquenses a sumarse a la labor del sector salud y con su participación responsable contribuir a mitigar la pandemia a través del reforzamiento de las medidas de prevención, donde destaca el uso constante y adecuado del cubrebocas.

De igual manera, se debe respetar la sana distancia cuando se acude a lugares públicos, que es guardar un espacio de metro a metro y medio entre personas, lavar o sanitizar constantemente las manos, adoptar el estornudo de etiqueta y no tocarse la cara con las manos sucias.

Precisó que de acuerdo a las instrucciones del Gobernador Alfredo Del Mazo Maza de cuidar todos de todos, es importante que la población tome conciencia de que el riesgo de contagio de COVID-19 aún es elevado y que la entidad permanece en naranja en el semáforo epidemiológico.

Por lo que la sociedad juega un papel fundamental en la lucha contra el nuevo coronavirus y se debe seguir con la protección a los grupos vulnerables y ante cualquier síntoma de enfermedad respiratoria pueden llamar a la línea 800 900 3200, a través de la cual serán orientados por personal capacitado para recibir atención oportuna en caso de ser necesario.

Seguir Leyendo

Destacada

Bajaron ingresos en 73% de hogares por la pandemia

Publicada

en

La preocupación porque los alimentos se terminarán fue mayor que en los hogares que manifestaron una reducción en sus ingresos por perdida de empleo o manifestación de violencia.

Los efectos de la pandemia de Covid-19 no sólo se reflejan en las condiciones de salud. Un estudio sobre las características de la población de estratos socioeconómicos medio y alto durante la pandemia, elaborado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), revela que cerca de 73 por ciento de los encuestados vio disminuir su ingreso desde el inicio de la Jornada de Sana Distancia y el inicio de la nueva normalidad, es decir, de marzo a julio pasado.

El 37.9 por ciento señaló que algún miembro de la familia perdió el empleo, mientras que los hechos de violencia entre habitantes de un hogar se elevaron de 6 a 8 por ciento. En cuanto a la prevalencia de inseguridad alimentaria moderada y severa, ésta se ubicó en 13.2 por ciento, en el primer seguimiento.

Al analizar las experiencias en diversos niveles de inseguridad alimentaria, la preocupación porque los alimentos se terminarán, quedarse sin alimentos y tener hambre y no poder comer tuvieron mayor probabilidad de presentarse en los hogares que manifestaron una reducción en sus ingresos, en los que perdieron el empleo o tuvieron manifestaciones de violencia entre sus integrantes.

En el documento ENSARS-Cov2. Encuesta nacional de las características de la población durante la pandemia de Covid-19: resultados comparativos del primer y segundo levantamiento, en el que participaron poco más de mil adultos a escala nacional a través de una encuesta telefónica, se destaca que uno de cada seis entrevistados consume alimentos no saludables, principalmente bebidas azucaradas.

Agrega que el consumo de tabaco se ha mantenido prácticamente sin cambios entre el periodo de la primera encuesta y su seguimiento. En los consumidores de bebidas alcohólicas se apreció una reducción en el seguimiento para el grupo de edad de 20 a 59 años, así como mayor porcentaje de hombres que consumen bebidas alcohólicas en comparación con mujeres.

La inactividad es otro de los factores detectados, el cual afecta sobre todo a las personas de 20 a 29 años. Al considerar sus estilos de vida y la prevalencia de enfermedades crónicas, se les consideró como una población altamente vulnerable y en riesgo, por lo cual se recomienda continuar de forma estricta con las medidas de mitigación de riesgos de contagios.

Redacción Qs.

Información: La Jornada

Seguir Leyendo

CDMX

Operan bares clandestinos hasta las 3:00 am

Publicada

en

Como parte del Programa Reabre, los bares podían abrir al reconvertirse en restaurantes, pero unos establecimientos continúan laborando de la misma forma que lo hacían antes de la contingencia.

Aunque el Gobierno de la CDMX anunció que los bares debían cerrar como parte de las medidas para evitar llegar al semáforo rojo, algunos sitios del Centro Histórico operan en la clandestinidad.

“Acá, carnal, acá no te vamos a cortar el servicio. En Regina los bares cierran a las 8:00, pero de este lado hay servicio hasta las 3:00 de la mañana”, dijo un anunciante de una de las tabernas.

Como parte del Programa Reabre, los bares podían abrir al reconvertirse en restaurantes, pero unos establecimientos continúan laborando de la misma forma que lo hacían antes de la contingencia.

“Nomás pusimos los tacos para que vean que estamos vendiendo comida, pero el bar está adentro, ahora sí que lo hacemos más clandestino”, reconoció el empleado.

La Chulada es uno de los establecimientos que operan clandestinamente en la Calle San Jerónimo.

Antes ya era un bar, pero por la pandemia cerraron una de las entradas, colocaron una pared falsa y abrieron un puesto de tacos de guisado para aparentar que cumplían con las reglas de la contingencia.

Sin embargo, dentro venden pulque, cerveza, caguamas, pitufos, galones de aguas locas, tritones y hasta cigarros.

En tan sólo una cuadra, hay al menos siete establecimientos que trabajan como bar sin cumplir con ninguna medida de prevención sanitaria, incluso, violan la Ley Antitabaco, establecida en 2009.

“Te dejo fumar en tu mesa y te recibo con shots de cortesía y tarros micheladas. Buscas pulque, te ofrezco el bar de abajo, el de la esquina. Buscas bailar, sube a Terraza Barullo, ahí tengo pista de baile”, dice uno de los anunciantes que ofrecen los servicios del bar a los peatones.

En el edificio de la esquina de San Jerónimo y 5 de febrero hay tres bares clandestinos, que se ocultan por parecer locales cerrados, pero la música suena por los alrededores. Incluso, en Terraza Barullo hay pista de baile.

Sobre las calles aledañas hay personas que anuncian los servicios del bar y son quienes ingresan a los comensales a los establecimientos.

En un recorrido realizado la noche del viernes se constató que la vigilancia policial hace caso omiso de estos establecimientos, pues, aunque había elementos de la SSC patrullando justo en la esquina del bar, el servicio operó conforme a lo prometido.

El mismo día por la mañana, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció que la CDMX entró a la fase “naranja con alerta al límite”, pues en una semana hubo un aumento de 290 camas ocupadas por pacientes Covid-19 y la ocupación hospitalaria ya está al 52 por ciento.

Además, informó que el Programa Reabre se suspendió por 15 días más y que los restaurantes no pueden vender alcohol después de las 19:00 horas y deben estar a un aforo máximo de 30 por ciento.

Sin embargo, dentro de los bares clandestinos del Primer Cuadro, la gente bebe de pie por la sobredemanda, bailan y cantan sin cubrebocas, fuman y se comparten los cigarros, los tarros, comen de un mismo plato con frituras y beben de la misma botella hasta las 3:00 o 4:00 horas, como si la pandemia no existiera.

Antes de entrar, reparten un poco de gel antibacterial para “matar el bicho”.

Redacción Qs.

Información: Grupo Reforma.

Seguir Leyendo
.
.

Estado de México