La mexicana reconoció que competir en un mundial no es cosa fácil, pues hay mucha presión alrededor

La mexicana Alexa Moreno, quien pasó a la historia por convertirse en la primera gimnasta mexicana en subir a un podio mundial y lo hizo en 2018, reconoció que un Campeonato Mundial es una de las justas en que se sufre una intensa presión, sobre todo en un selectivo olímpico.

La originaria de Baja California, quien sufrió bullying sostuvo que una justa del orbe representa un compromiso de alta exigencia, ya que además de buscar una brillante actuación, se requiere de concentración para no fallar por lo que se hizo en toda la temporada.

“La competencia más importante después, de Juegos Olímpicos, es el Campeonato Mundial. Es una competencia con mucha presión, no es fácil y más cuando se está en disputa la clasificación olímpica”, expresó.

El Campeonato Mundial de Gimnasia Artística de este año, que se realizará en Stuttgart, Alemania, en octubre, repartirá las plazas a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, de ahí que para la mexicana es de relevancia acudir con la mejor preparación posible.

Información Conade.

Redacción QS.