Ahora resulta que Floy Mayweather Jr. debutará en el deporte de kick boxing… y es que el peleador estadounidense, que se ha cansado de ganar en el orbe del boxeo, aún sin encontrar a ningún rival que lo pueda vencer, está aburrido y quiere experimentar en nuevos bríos.

Me parece que Mayweather es un hombre acostumbrado a estar en los reflectores mediáticos y es por ello que ha decidido pelear en esta modalidad, pues ya con 41 años de edad, se arriesgaría demasiado a regresar al cuadrilátero y buscar una pelea de alto nivel en el boxeo, ya que podría caer ante algún rival y así romper se extraordinaria hegemonía en el mundo del pugilismo.

Recordemos cuando Mayweather era el mejor libra por libra, venciendo a grandes rivales como José Luis Castillo, Miguel Cotto, Ricky Hatton, Juan Manuel Márquez, Víctor Ortiz, Juan Manuel Márquez, Marcos Maidana, Saul Álvarez y hasta Manny Pacquiao, en total sumó 50 peleas y nunca ha conocido la derrota, realmente se convirtió en un “monstro” del boxeo, sin embargo, la edad se le está acumulando y seguramente lo que viene no será fácil.

Además, cómo olvidar el show del 2017, cuando Mayweather, once veces campeón del mundo, montó una gran cortina de humo para salir del cuadrilátero y meterse a la jaula para medirse en una batalla inédita al irlandés Conor McGregor, campeón de peso ligero de la UFC.

La pelea generó ganancias millonarias, principalmente por la expectativa al ver a un gran boxeador con un imponente peleador de artes marciales mixtas, finalmente, el triunfo fue para Mayweather Jr. por nocaut técnico en el décimo asalto.

Con este antecedente, considero que no hay duda en que Floy es un gran boxeador, un deportista “fuera de serie” que supo forjar su camino del éxito, que aprendió muy bien de su padre y tío, quienes lo llevaron por un camino lleno de éxito.

No obstante, me parece que es una “burla” de Mayweather nuevamente incursionar en otra modalidad a un nivel mediático alto, pues sus dotes son dentro del boxeo y ahí es donde debe quedarse, evitar “manchar” el deporte con veladas que su único fin es comercial, que generan millones de dólares en ganancias para los peleadores y directivos, pero pésimos espectáculos para los aficionados.

En caso de confirmarse la pelea, veremos qué tal le va a Mayweather Jr. y si quieren saber… la verdad me gustaría ver una derrota del “Money” para que se le “caiga el teatrito” y evite generar cortinas de humo para los aficionados al deporte y sus miles de seguidores.

Por Roberto Ramos