Este fin de semana se filtró información en los medios de comunicación referente al supuesto amaño que se investiga en el futbol mexicano, específicamente, se habla de que en el Torneo Apertura 2017 y Clausura 2018 de la Liga MX, uno o varios partidos pudieron estar arreglados con el fin de beneficiar a un sector en las apuestas mundiales.

Mucha tensión surgió después de la publicación en el portal Proceso referente a un estudio realizado por la empresa suiza Sportradar, en el que se asegura que el balompié azteca se encuentra vulnerable ante la corrupción, pues en Asia se manejan cifras estratosféricas de apuestas en línea, más de 75% de las generadas a nivel mundial sobre el futbol mexicano se generan en aquel continente.

Ante los trascendidos de la investigación que realiza la FIFA en nuestro país, la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) negó los hechos mediante un comunicado, pues hasta el momento no hay ningún proceso confirmado, dijo.

Sin embargo, con base en los acontecimientos de corrupción que se han suscitado a través de los años en el mundo, se crean dudas sobre la probabilidad de que el futbol mexicano haya caído en estos penosos actos, pues la cuestión económica es la que domina el mundo.

Recordemos hechos mundiales que marcaron la historia, como lo ocurrido en 2011 cuando, increíblemente, Josep Blatter, expresidente de la FIFA y el francés Michel Platini, extitular de la UEFA, fueron suspendidos ocho años tras ser acusados de cobros desleales y el pago de 1.8 millones de euros que Blatter realizó a Platini entre 1999 y 2002, mismo que no tuvo una base legal comprobable.

También lo acontecido en 2011 en España, donde está involucrado el técnico Javier Aguirre. En aquel entonces, el estratega mexicano dirigía al Real Zaragoza, equipo que, junto a jugadores, cuerpo técnico y directivos, supuestamente pagó 965 mil euros al Levante, para que este perdiera el partido y así, el conjunto dirigido por el “Vasco” lograra mantenerse en la primera división de aquel país.

Y aunque en México no se ha confirmado nada oficialmente, muchas situaciones nos dejan pensando… pues por todos es bien sabido que en nuestro país existen grandes convenios comerciales entre directivas de clubes y televisoras, pues de allí surgen las más grandes ganancias del balompié azteca.

Por ejemplo, en 2015 se jugó la final del futbol mexicano, donde Santos goleó 5-0 a Querétaro en el partido de ida, situación que dejaba prácticamente sin rating el partido de vuelta, pero “vaya sorpresa”, resulta que los Gallos Blancos se mostraron como un equipo espectacular en el duelo de regreso, tanto que en los primeros 38 minutos, ya ganaban 3-0 a los laguneros, mostrándose como una escuadra con idea, simplemente espectacular, sin embargo, ya no cayeron goles pero la segunda mitad fue de gran expectativa… no afirmo nada en este sentido pero cosas así de increíbles suceden en nuestro futbol.

Así es que señores y señoras, como lo dice el estudio realizado por Sportradar, el futbol mexicano es vulnerable a la corrupción y honestamente, considerando los antecedentes mencionados, aunado a que los sueldos de los jugadores y directivos no son tan altos como en Europa, me parece muy probable que estos lamentables hechos hayan sucedido en México.

Por Roberto Ramos