El estadio de la UAEM lleva su nombre como parte de un reconocimiento vitalicio.

Como cada año, el jugador y coach de fútbol americano, Alberto “Chivo” Córdoba Ladrón de Guevara, fue homenajeado póstumamente en el estadio que lleva su nombre de la Ciudad de Toluca, Estado de México.

Se cumplió el cuadragésimo segundo aniversario luctuoso del “Chivo”, donde las autoridades universitarias, entrenadores, jugadores y familiares lo recordaron con cariño en la capital mexiquense.

Cabe recordar que “Chivo” Córdoba falleció el 8 de febrero de 1978 en la ciudad de México, a los 54 años de edad, dejando un gran legado.

Dentro de sus épocas más sobresalientes está que 1961 con apenas un año de trabajo llegó al equipo de fútbol americano de la Universidad Autónoma del Estado de México y con ello obtuvo su primer campeonato en la categoría de intermedia. Para ese entonces el equipo ya había adoptado el mote de Potros Salvajes.

A finales de 1971, cuando los Potros Salvajes tuvieron un episodio para el olvido, pues el equipo estuvo cerca de desaparecer, llegó de nuevo como head coach. Como jugador hizo un camino de éxito en los equipos de los Pumas de la UNAM.

En el acto estuvieron presentes las autoridades auriverdes, el capitán de la categoría mayor, Marco Antonio Sánchez Núñez y los hijos del homenajeado, Alberto y Leticia Córdoba, así como jugadores y público en general.

Por Roberto Ramos.