• Cinco estadounidenses fueron abusados sexualmente por sacerdotes antes de 2012

El Vaticano siete la presión después de ser demandado por cinco estadounidenses que aseguran ser víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes católicos.

Las víctimas presentaron una demanda este martes contra el Vaticano para obligar a la Iglesia a abrir sus archivos y entregar los nombres y detalles de los abusos cometidos por el clero ya que “fueron perjudicados como resultado de la práctica y la política de la Santa Sede de no reportar sospechas de abuso infantil a las autoridades de la ley”, establece la demanda presentada en un tribunal federal de Estados Unidos, en el estado de Minnesota.

“Las prácticas de la Santa Sede de retener, esconder y encubrir la evidencia de los delitos de sus agentes y exagentes han puesto en peligro a numerosos niños y continúan poniendo a los niños en riesgo”, agregó.

Stephen Hoffman, uno de los tres hermanos que son demandantes del caso, dijo en una conferencia de prensa que la intención de la demanda es “que algo como esto nunca vuelva a suceder”.

Hoffman y sus hermanos, Luke y Benedict, dicen que fueron abusados por Curtis Wehmeyer, un sacerdote católico arrestado en 2012 y condenado a cinco años de prisión después de que la madre de los hermanos denunciara el caso, lo que desató un escándalo que causó la renuncia de un arzobispo en 2015. Copyright AFP.

Redacción QS.