California abolió la pena de muerte salvando en total la vida de 737 presos.

El gobernador de California, Estados Unidos, Gavin Newsom canceló ayer la pena de muerte con la que 40 presos mexicanos condenados salvaron la vida.

El gobernador firmó una orden ejecutiva que impone de moratoria inmediata a la pena de muerte en California antes de que el estado aprobara una nueva inyección letal, que hubiera conducido a la muerte a decenas de presos con ejecución pendiente.

Newsom en su tercer mes de gobierno declaró “No puedo aprobar la ejecución de cientos y cientos de seres humanos, sabiendo que entre ellos habrá seres humanos inocentes”.

La medida deja sin ejecución a 737 presos condenados a muerte, entre ellos a 40 de nacionalidad mexicana, de acuerdo con las cifras que proporcionó la cancillería mexicana.

California es el estado con más mexicanos hasta ahora condenados a muerte, invariablemente acusados de homicidio.

Por: Qs noticias

Con información de Excélsior y la Verdad