El golfista ha superado las lesiones en la columna y sigue siendo el más mediático del mundo En el majestuoso campo de Augusta National, Tiger Woods mostró su temple y calidad tras superar las cirugías en la columna, fue rodeado, aplaudido y vitoreado por sus miles de fans tras su coronación.

Los Maestros, la más gloriosa después de estar en el semi retiro y una serie de cirugías en la columna vertebral.

El atleta de 43 años, con su característico rostro adusto, exhibió la más alta dosis de paciencia y concentración para despegar en el momento idóneo, ante la pequeña caída del italiano Francesco Molinari, quien salió hoy con un golpe de ventaja, y el también estadunidense Tony Finau, con quien estaba empatado en el segundo puesto del tablero.

Tiger, fue campeón en 1997, 2001, 2002 y 2005.

Información PGA.

Redacción QS