Con el fin de la serie, así como llegaron usuarios para ver la temporada a tiempo, muchos se despiden de la plataforma.

La serie Game Of Thrones, sin duda fue muy esperada por millones de usuarios alrededor del mundo, por lo que con el estreno de su última temporada HBO sumó a su registro de usuarios una demanda importante que terminó con el cierre de la serie.

Un estudio elaborado por Second Measure ilustra hasta qué punto HBO tiene un problema de retención de clientes en Estados Unidos. En 2016, con motivo de la sexta temporada, perdió dos tercios de sus nuevos suscriptores al cabo de tres meses. En 2017, coincidiendo con el estreno de la séptima, el volumen de suscriptores creció en un 91%. Después, pasó seis meses consecutivos en caída libre.

Lo anterior se repite, pues tan solo al terminar la serie, muchos usuarios buscaron dar de baja su suscripción al instante, además se espera que más lo hagan a lo largo de las siguientes semanas, pues es una realidad que Netflix sigue acaparando el mercado en materia de series.

Por Redacción Qs noticias.