Senadores de Morena buscan que los “cerillos”, meseros y despachadores de gasolina perciban un salario fijo.

La senadora María Luévano Cantú, presentó una iniciativa para obligar a supermercados, gasolineras, bares y restaurantes a ofrecer un salario fijo.

Según la funcionaria, se trata de evitar el abuso que cometen grandes cadenas comerciales del país con adultos mayores, adolescentes y niños que trabajan de manera gratuita en los establecimientos.

La iniciativa contempla reformar la Ley General del Trabajo para sancionar a los dueños de establecimientos que retienen las propinas que reciben los trabajadores.

Afirmó que cada trabajador debe recibir un salario base que no puede ser inferior al mínimo y en ninguna circunstancia se puede pagar mediante comisiones o propinas, ya que estas deben servir únicamente para aumentar el sueldo base pero nunca para cubrirlo.

La iniciativa fue turnada a las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos para su análisis correspondiente y discusión para su aprobación eventual.

¿Qué te parece?

Por: Sarai Palma.

Con información de: Revolución News.