La jefa de Gobierno de la CDMX aseguró que no habrá impunidad, pero tampoco fabricación de culpables

Como medida de precaución, 11 policías de la Ciudad de México implicados en el caso de abuso sexual contra una menor en la alcaldía de Azcapotzalco, fueron suspendidos de sus funciones, según dio a conocer la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

A través de un video publicado en sus redes sociales oficiales, la servidora pública aseguró que en la capital mexicana no se va permitir la impunidad, pero aclaro, que tampoco la fabricación de culpables, por lo que, las investigaciones referentes a los casos de abuso sexual se realizan conforme a la ley.

“No habrá impunidad, pero tampoco fabricación de culpables. La violencia contra las mujeres es inadmisible”, sostuvo.

La titular del gobierno capitalino reconoció que los procesos para que una mujer violentada acceda a la justicia es larga y se comprometió a cambiarla.

“La violencia contra las mujeres, niñas, niños y adolescentes es inadmisible. En este gobierno no estoy dispuesta a tolerarla. Tengo claro que los procesos de denuncia son largos y esto tiene que cambiar”.

La jefa de Gobierno anunció que trabaja con colectivos de expertas para incorporar acciones de prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres para que “la ciudad sea un espacio seguro” para ellas y recordó que la Ciudad de México es la única entidad con una abogada disponible para cada una de las mujeres cuando acuden al ministerio público a denunciar y que también se cuenta con 27 centros de apoyo psicológico y jurídico para estos casos.

Información Milenio.

Redacción QS.