Diputados y senadores exigen que se priorice en la seguridad y la calidad del servicio, donde las Secretarías de Movilidad y Seguridad les falta mucho por hacer.

El controvertido “tarifazo” en el Estado de México sumó un nuevo rechazo, pero ahora en lo nacional, luego que desde la Cámara se Diputados federal se pidiera que la medida polémica tomada por el gobierno estatal sea eliminada.

Al seno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión se votó a favor del llamado para que las autoridades mexiquenses prioricen en la seguridad y la calidad del servicio.

La diputada del PES, Esmeralda Moreno, recalcó que el Gobernador Alfredo del Mazo tiene la facultad para echar atrás el aumento a la tarifa del transporte público, el cual debe garantizar la calidad en el servicio y la seguridad, así como el impacto social y económico de los mexiquenses.

Urgió a que la Secretaría de Movilidad del Estado de México debe presentar un plan para garantizar que se cumpla la normatividad, como que los choferes porten gafetes de manera visible a fin de evitar abusos y complicidades con grupos delictivos.

Denunció que en los últimos 30 años han existido 15 “tarifazos”, pero el más impactante es el aprobado por el Secretario de Movilidad el pasado 19 de diciembre de 2019, lo cual no se justifica.

Finalmente, lamentó que ente los años 2017 y 2018 se presentaron 18 mil 595 denuncias por asalto en el transporte público, además de que se han registrado 474 homicidios a bordo de las unidades. 90% de los asaltos no se denuncia.

Gerardo García