Así lo determinó el Comité de Inteligencia del Senado estadounidense

El Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos determinó que Rusia tuvo injerencia en las elecciones presidenciales de 2016, esto con el objetivo de beneficiar al entonces candidato Donald Trump.

El vicepresidente del panel, Mark R. Warner declaró junto al senador Richard Burr que su personal determinó que las conclusiones eran precisas y puntuales.

Warner aseguró que el esfuerzo ruso fue extenso, muy sofisticado y ordenado por el mismo Vladimir Putin y su propósito fue dañar a Hillary Clinton y beneficiar a Donald Trump.

Burr concluyó informando que se espera que la totalidad de la investigación se alcance en agosto de este año.

Por Alonso Moreno