Cuarón proyecta su nuevo filme en residencia presidencial abierta al público en México

“Roma”, la nueva película del laureado cineasta mexicano Alfonso Cuarón, será proyectada gratuitamente a partir de este jueves en Los Pinos, la que fuera hasta hace una semana la residencia presidencial de México, anunció el realizador en Twitter.

Tras las críticas de Cuarón por la poca recepción de los cines mexicanos para exhibir “Roma”, éste será el primer filme en proyectarse al público en la mansión que el mandatario Andrés Manuel López Obrador decidió no ocupar y convertir en un centro cultural.

“Se suman Los Pinos a exhibir ‘Roma’! ¡Con esta nueva sala, a partir del 6 de diciembre, ya sumarán 97 en todo el país!”, celebró este miércoles el director ganador del Oscar.

En Los Pinos hay una sala de cine privado, que según policías militares que la vigilan se usaba para entretenimiento y trabajo del presidente y su equipo, e incluye 35 sillones reclinables de cuero.

Ganadora del León de Oro a la mejor película del festival de Venecia, “Roma” se estrenará mundialmente el 14 de diciembre en la plataforma digital Netflix, pero el realizador ha enfatizado que la película sigue estando “disponible a todas las salas que la quieran exhibir”.

Cuarón lamentó recientemente el poco interés de las salas mexicanas por su nuevo trabajo, nominado a los Spirit Awards del cine independiente y postulado para representar a México en los premios Oscar y Goya, frente a otros países como Polonia y Corea del Sur.

En respuesta, la empresa Cinépolis, una de las dos grandes cadenas de cine del país, invitó a Netflix, mediante un comunicado, a posponer el estreno de “Roma” en su plataforma “para respetar la ventana tradicional de exhibición en salas de cine”.

“Desafortunadamente, ‘Roma’ fue vendida a Netflix cuyo modelo de negocio hasta ahora no ha contemplado la exhibición en salas de cine”, puntualiza el comunicado.

“Roma” es el primer trabajo de Cuarón filmado en su lengua materna desde su éxito de 2001 “Y tu mamá también”, y con él marca su regreso a rodar en México después de 16 años.

Aclamado por la crítica, el filme hace honor al nombre del barrio donde Cuarón creció en Ciudad de México y fue dedicada a Libo, su niñera, quien en la cinta se llama Cleo y encarna a una trabajadora doméstica de origen indígena.

La película también fue filmada en la lengua indígena mixteca hablada por algunas comunidades del sur de México.

Por: Ann James
Copyright AFP