AFP PHOTO / Lopez Obrador's Press office / HO / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / LOPEZ OBRADOR'S PRESS OFFICE" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS

La reunión duró alrededor de 40 minutos y los estadounidenses se encontraron con una turba protestante al salir

A sus 64 años, el izquierdista López Obrador ganó por aplastante mayoría las elecciones presidenciales del 1 de julio con una propuesta antisistema, prometiendo un gobierno austero que acabe con la corrupción, impulse el desarrollo de los jóvenes y mitigue la rampante violencia del crimen organizado.

La delegación del magnate Trump se reunió con López Obrador por unos 40 minutos a puerta cerrada en la “casa de transición” del mandatario electo. Pero al salir, se encontró con una lluvia de insultos.

“¡Racists, cowards, deported but not forgotten!” (Racistas, cobardes, deportados, pero no olvidados), les gritaron miembros de la ONG binacional Otros Dreams en Acción, que agrupa expatriados estadounidenses que abogan por los derechos de los migrantes.

“¡Ni un niño migrante más separado de su familia!”, se leía en una de las pancartas que llevaron los contados manifestantes que se congregaron afuera de la casa.

Julia Klug, una activista de 65 años contra el abuso infantil, exigía “no intervención y respeto a nuestros migrantes en Estados Unidos”.

Pese a que AMLO y Trump parecen estar en trincheras diferentes, Carin Zissis, analista del estadounidense centro de reflexión Americas Society and Council of the Americas, cree que “hay una oportunidad” de mejora.

“Antes de las elecciones, había mucha especulación de que López Obrador llegara (a la presidencia) y fuera muy anti-Trump”, pero hay “una oportunidad para ambos lados para trabajar juntos” y “reconsiderar la relación en este momento crucial”, dijo Zissis a la AFP.

Sin embargo, “no creo que este encuentro represente que López Obrador no se opondrá de alguna manera si hay abuso o retórica anti-México”, añadió.

Trump y López Obrador conversaron al día siguiente de la victoria electoral del mexicano, en una llamada telefónica que ambos calificaron de positiva.

El izquierdista propuso al magnate “un acuerdo integral de proyectos de desarrollo” que generen empleos, logrando con ello reducir la migración ilegal y mejorar la seguridad.
Hacia las 20H30 GMT, la delegación estadounidense tiene prevista una rueda de prensa con el canciller mexicano, Luis Videgaray.

Por Bruno Franco
AFP Copyright 2018