El presidente de la Canirac en el Estado de México, Pablo Durán, llamó a las autoridades a a regularizar el abasto de combustible para frenar las afectaciones en diversos rubros del sector económico

 

Pablo Durán Gallastegui, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en el Estado de México, manifestó su preocupación por el desabasto de gasolina en la entidad ya que dijo, esta afectando en los rubros de productividad e insumos a los establecimientos; comentó que dicha situación también afecta la llegada de los colaboradores a sus lugares de trabajo.

En entrevista afirmó que han registrado una disminución de hasta el 50% en la visita de los comensales, situación que se refleja en restaurantes vacíos.

“Vemos lugares vacíos, calles desiertas. Hay tráfico cercano a las gasolineras que si tienen el combustible, las estaciones que no tienen combustible están muertas y las calles vacías”

Consideró que la falta de afluencia en los establecimientos obedece a que la población está más preocupada por racionalizar el servicio de combustible antes de tener intenciones de comer fuera de casa.

“Tienen la incertidumbre de poder manejar mejor la reserva de combustible en sus autos y es entendible”.

Durán Gallastegui señaló que ha habido retrasos importantes en la logística de reparto en aquellas aplicaciones o establecimientos con servicio a domicilio. Asimismo han encontrado incrementos en algunos productos alimenticios.

En este sentido hizo un llamado a las autoridades federales a regularizar el abasto para frenar las afectaciones, no sólo del sector restaurantero, sino del sector productivo en general.

El titular de Canirac advirtió que derivado de la ausencia de comensales, y las cifras económicas negativas del año anterior, es probable que haya un incremento en los precios de las cartas de alimentos de alrededor del 10%.

Dicho aumento indicó, se verá reflejado a finales de enero o principios de febrero.

Karina Villanueva