Según abogados en materia penal la reproducción masiva del vídeo en redes sociales y medios de comunicación podría resultar contraproducente

Tras la filtración del vídeo de Juan Carlos “N”, presunto feminicida del municipio de Ecatepec, y quién fue detenido el jueves 4 de octubre, los abogados del detenido podrían solicitar un amparo alegando la violación del debido proceso, así como la violación de sus derechos humanos al ser videograbado y expuesto, el cual de ser validado podría detonar en la libertad del multihomicida.

El video de Juan Carlos “N” comenzó a circular y reproducirse en medios de comunicación y redes sociales de forma viral, en el mismo, dicho sujeto detalla hechos de su vida personal que supuestamente derivaron en los homicidios de sus víctimas, además de manifestar su odio hacia las mujeres en varias ocasiones.

El fiscal de Justicia estatal, Alejandro Gómez Sánchez, comentó que si bien el video es una evidencia que salió a la luz pública, ello no quiere decir que de manera inmediata la vuelva ilícita o invalida.

Según abogados en materia penal la reproducción masiva del vídeo en redes sociales y medios de comunicación podría resultar contraproducente, ya que consideraron, dicho material predispone a los jueces y a la ciudadanía en general a su culpabilidad.

En este sentido detallaron que no se cumple el protocolo de presunción de inocencia establecido en el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio. Señalaron que dicho video no es válido para el proceso, ni para el juicio, ya que no es una declaración en presencia de un abogado defensor, ni ante una autoridad ministerial o judicial.

Comentaron que en el video, el supuesto feminicida refiere cuestiones que podrían detonar trastornos mentales como esquizofrenia, en este sentido el detenido puede ser considerado como inimputable. En tal caso sería recluido en un Centro de Tratamiento Psiquiátrico o en un área especial en un Centro Penitenciario, donde llevaría el proceso.

Según el artículo 16 del Código Penal del Estado de México se considera inimputable cuando padezca “alienación u otro trastorno similar permanente, trastorno mental transitorio producido en forma accidental o involuntaria”. Dichos padecimientos deben tener como consecuencia la ausencia de la capacidad de comprender la antijuricidad o ilicitud de su acción y omisión, antes o durante la comisión del ilícito.

Sin embargo, el fiscal de Justicia afirmó que el dictamen preliminar revela que se trata de una persona con trastornos del comportamiento y que muestra rastros psicóticos, pero que tiene capacidad para distinguir entre el bien y el mal y eso lo hace imputable.

Otras de las irregularidades que evidencia el vídeo filtrado es la aparente ausencia de un abogado defensor, mismo que a decir de los expertos deberá estar presente en todas y cada una de las diligencias, incluso con el médico legista y el psiquiatra. Sobre la presencia de policías en el lugar de la entrevista, comentaron que ello puede obedecer a una medida que garantice la seguridad de ambos, tanto del entrevistador como del detenido.

Consideraron que dar con la persona que filtró el video será sencillo, pues la misma Fiscalía cuenta con un área especializada, la policía cibernética que puede determinar el origen del mismo.

Precisaron que si la persona que filtró el video es servidor público estaría incurriendo en abuso de autoridad, ya que no debió grabarlo sin un mandamiento ministerial o judicial por escrito y perfectamente fundado y motivado.

Recalcaron que las entrevistas con los médicos de la institución son confidenciales.

Por: Karina Villanueva