El presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes, Jorge Luis Pedraza, señaló que los tres o cuatro pesos menos, prometidos por AMLO son imposibles de visibilizar, por los gastos que tienen los empresarios gasolineros

El presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes (Adigal), en el Estado de México, Jorge Luis Pedraza Navarrete, afirmó que ante los reclamos e incertidumbre de la población respecto a que no han disminuido los precios de la gasolina, es necesario informar que el precio no puede bajar como se anunció, ya que el estímulo solo aplica para los proveedores.

Señaló que a pesar de que se registra una quincena con precios de hasta 75 centavos menos, la ciudadanía no entiende que no se puede tener la reducción de los tres o cuatro pesos prometidos, pues a diferencia de lo que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador, el rango de venta no es tan amplio para los empresarios, quienes dijo, tienen cargas de sueldos, servicios y están a expensas de un precio fijo internacional.

Refirió que el aumento al estímulo solo causa una baja en el Impuesto Especial Sobre Productos y Servicios (IEPS), el cual la mayoría de las veces se queda en los productores. “Los precios si han bajado, las estaciones de servicios ya lo aplicaron, pero tampoco es que baje los tres o cuatro pesos que se dijo”.

Respecto al precio fijado internacionalmente en Texas, indicó que el costo por galón se encuentra en 67.6 pesos, lo cual da un margen de costo de 18.30 pesos por litro, y en comparación a los 18.07 pesos que cuesta comprarle a PEMEX y el precio de 20 pesos al que se vende en promedio, solo da un margen de ganancia entre un peso 40 centavos y 50 centavos, por ello afirmó, es imposible hablar de que los gasolineros den el litro a un precio menor del que lo compran.

Por: Karina Villanueva