El ex jugador visitó la unidad habitacional que lo vio nacer y donde jugó futbol desde niño

Cuauhtémoc Blanco, ícono del futbol mexicano regresó a la Unidad Habitacional Tlatilco, en la delegación Azcapotzalco, donde creció y jugó sus primeras “cascaritas”.

El ex futbolista y gobernador electo de Morelos, develó dos murales realizados en su honor, en la colonia que lo vio nacer y donde jugaba para el equipo Impala, en la Ciudad de México.

Uno de los murales está ubicado en una cancha de la unidad habitacional, ahí aparece Cuauhtémoc haciendo la famosa “cuauhtemiña” y festejando con las manos levantadas; en el segundo, se hace alusión a la historia del deporte más popular del mundo, donde aparece Blanco.

Después de la develación de los murales, cita a la que asistieron diversos vecinos de la zona, se ofreció una comida en el salón conocido como “El infierno”.

Cuauhtémoc Blanco es el máximo anotador en torneos cortos del futbol mexicano con 16, hizo vibrar a la afición americanista y logró el título del balompié azteca en 2005, también jugó para Necaxa, Veracruz, Puebla, Irapuato, Lobos BUAP, Dorados y los internacionales Chicago Fire de USA y Valladolid de España.

Con la Selección Mexicana, ganó la Copa Confederaciones en 1999 tras vencer en la final a Brasil; levantó el título de dos Copas Oro y jugó tres mundiales.

Actualmente es Gobernador Electo del estado de Morelos, después de haber sido Presidente Municipal de Cuernavaca.

Por JR