Necesario contemplar nuevas estrategias

En los últimos años el robo de electricidad es uno de los principales problemas en el Estado de México, colocándolo como la tercera entidad a nivel nacional después de la CDMX y Guerrero, situación que se ve reflejada en los diablitos colgados en algunos hogares mexiquenses o bien en la falta de pago por parte de los usuarios.

Ante esta situación Mauro Milito, director comercial de la Expo Eléctrica 2018 declaró que en el país aún existe una falta de cultura respecto a la energía eléctrica, siendo un tema común la piratería en materiales, así como el robo de esta.

Explicó que en el caso del robo de energía de acuerdo con cifras de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) al año se pierden alrededor de 40 mil millones de pesos de los cuales el 92 por ciento son principalmente en las entidades de Edoméx, Guerrero, Querétaro, Tlaxcala y la Ciudad de México.

Especificó que de esta cantidad la entidad mexiquense registra pérdidas de hasta 5 mil millones de pesos, siendo la razón principal la impunidad ya que muchos ciudadanos se encuentran colgados por medio de “diablitos” y no son castigados.

Por lo que es necesario que los gobiernos tanto federal como los estatales comiencen a considerar nuevas estrategias como la energía solar, siendo México uno de los países que podrían ocupar el segundo lugar de captación de dicho tipo de energía, ayudando incluso a la sensibilidad ecológica.

Milito, dijo que es necesario que el gobierno comience a invertir en estos sistemas que a pesar de que tiene un alto gasto inicial se pueden prevenir otras situaciones como el desperdicio, destacando que en toda la República se tiene un registro de 160 mil casas habitación con este sistema de energía.

Cabe señalar que, para poder tratar este tipo de temas del 5 al 7 de junio en la Ciudad de México, se llevará a cabo la Expo Eléctrica 2018 en el centro Citibanamex, la cual contará con conferencistas, empresarios del ramo y plataformas de negocio en cuanto a quipo eléctrico y energía sustentable.

Por: Daniela Zetina