Determina el TEEM revocarle el registro como candidata a la presidencia municipal

Vaya revés para Morena en el proceso electoral mexiquense luego de que los magistrados del Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM) determinaran revocar el registro de candidatura a la presidencia municipal de Naucalpan de este partido con lo que la ex panista Patricia Elisa Durán Reveles ha quedado fuera de la contienda.

El tribunal determinó revocar el registro a la candidata de Morena porque en el acuerdo de coalición el espacio (la candidatura a la presidencia municipal de Naucalpan) le corresponde al Partido del Trabajo (PT) y ella participó en el proceso de selección de candidatos de Morena por lo que dicha candidatura no le correspondía.

Ahora el Partido del Trabajo y la Comisión de la Coalición “Juntos haremos historia” deberán designar un nuevo candidato en un plazo de 3 días siguientes a la notificación de la resolución; Patricia Durán no podría ser nominada por el PT por la misma situación por la que se le retiró el registro de la candidatura (participó en el proceso de selección de Morena).

Por si esto fuera poco, a la excandidata y a Morena le fue impuesta una multa económica por realizar actos anticipados de campaña al colocar propaganda electoral en elementos del equipamiento urbano en las que se indicaba un carácter de candidata cuando aún no iniciaba el periodo de campañas.

El TEEM también determinó la amonestación pública al Partido de la Revolución Democrática (PRD) por actos anticipados de campaña en los municipios de Ixtapan del Oro y Zumpango; de igual manera determinó amonestación pública para el partido Vía Radical por la la afiliación de ciudadanos sin su consentimiento.

Por último, el tribunal electoral determinó que los procesos iniciados por presuntos actos anticipados de campaña contra Juan Hugo de la Rosa García (Nezahualcóyotl), Juan Rodolfo Sánchez Gómez (Toluca), Carlos Alberto Cabrera Abuanza y René Figueroa Reyes (Ixtapaluca), Tomás Trujillo Segura (Xonacatlán) y Cesar Hernández Zamora (Tultitlán) no eran procedentes.

Por J. Israel Martínez