Según la dependencia el joven identificado como Jonathan “N” fue puesto en libertad al terminar el plazo legal de 48 horas

 

La Codhem solicita a la Fiscalía implementar las medidas cautelares necesarias para impedir la violación de los derechos humanos del menor

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) negó que el presunto responsable del incidente de tránsito que se registró en Paseo Tollocan el pasado 14 de marzo, en el que Jair Soto Garduño resultó gravemente lesionado, sea hijo de una funcionaria de esta institución.

“Esta Institución rechaza las versiones que se han difundido a través de redes sociales y en algunos medios de comunicación, las cuales afirman que el probable partícipe de estos hechos fue dejado en libertad por un posible acto de corrupción, y que la persona que fue señalada como el conductor de la unidad que provocó las lesiones sea hijo de una servidora pública de esta Fiscalía General”, señaló.

Por otro lado, la dependencia explicó que, derivado del incidente, se inició una carpeta de investigación por el delito de lesiones culposas, por lo que fue puesto a disposición del Ministerio Público un sujeto identificado como Jonathan “N”, de 22 años de edad, quien en primera instancia fue identificado como el conductor de la camioneta con matrícula MKB7697 y que, según la dependencia, fue liberado al término del plazo legal de 48 horas, y de acuerdo al Artículo 19, Párrafo Segundo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y al Artículo 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales,
La institución dio a conocer que los análisis periciales realizados a la persona que fue puesta a disposición del Representante Social arrojaron una clasificación con aliento etílico y en estado de ebriedad.

Agregó que este domingo 17 de marzo, el Representante Social realizó una ampliación de declaración con el sujeto que fue señalado como el conductor de la unidad, ya que él mismo y diversos testigos han referido a esta autoridad que quien conducía el vehículo en realidad era la persona que fue identificado como el acompañante, quien responde al nombre de Roberto “N”, de 21 años, quien al parecer era quien realmente conducía la camioneta al momento del percance.

Ante estos hechos, y al estar involucrada una funcionaria pública quien se reconoció como trabajadora del área de Derechos Humanos de la FGJEM, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) consideró necesario aclarar que la madre del joven presuntamente responsable de los hechos ocurridos no es colaboradora de este organismo.

La CODHEM solicitó a la FGJEM implementar las medidas cautelares necesarias para impedir la violación de los derechos humanos de Jair “N” e indicó que es preciso asegurar que las indagatorias sean realizadas en estricto apego a Derecho.

Por: Erick González