Por Alonso Moreno

Rodolfo Dickson, el esquiador mexicano nacido en Puerto Vallarta y que fue adoptado por una pareja canadiense cuando tenía tres años, inició su participación en los Juegos de Pyeongchang-2018 terminando en el puesto 48 en el eslalon gigante, insatisfecho con su participación.

“El circuito es divertido. La carrera es divertida. En el principio del recorrido fui bien, pero en la parte baja no tanto, era con mucha pendiente. Estoy feliz con el principio de mi carrera, no con el final. Esperaba más y al final sobreviví”, dijo Dickson, de apenas 20 años.

AFP PHOTO / Dimitar DILKOFF 2018

El joven mexicano, que participará también en el eslalon en Pyeongchang-2018, quiere ganar experiencia en estos Juegos para llegar con su mejor nivel a los siguientes de Pekín-2022.

“Estos Juegos son solo el comienzo, para sacar experiencia y construir a partir de aquí. El objetivo es ese, los próximos Juegos”, señaló.

Pese a todo, Dickson se mostró feliz con su debut con México en unos Juegos Olímpicos.

“Estoy feliz con representar al país. Espero que mucha gente en México esté siguiendo los Juegos. Estoy recibiendo muchos mensajes de apoyo y estoy muy agradecido”, explicó.

El austríaco Marcel Hirscher, mejor esquiador del mundo los últimos seis años, conquistó su segundo título olímpico al hacerse con el oro en el gigante.