Osorios Chong: La forma del anuncio

11 de enero de 2018

J. Israel Martínez Macedo

Los rumores ya habían anticipado todos los detalles, lo que faltaba sólo era confirmarlo y el momento, quizás fue el menos apropiado para ello, Miguel Ángel Osorio Chong anunció su renuncia justo a mitad del evento para anunciar el trámite de actas de nacimiento por Internet.

El magno evento pasó a segundo término y la confirmación de las sospechas abarrotó los portales de noticias y noticieros que, a esa hora, ya transmitían en vivo los relevantes del día por radio y televisión.

“En política, la forma es fondo” dijo alguna vez Jesus Reyes Heroles, y la forma en que Osorio anunció su salida llamó la atención por el momento pero también porque se alejó de las formas de quienes, antes que él, anticiparon su salida de la administración federal para buscar mantenerse en el escenario político.

En su lugar quedó Alfonso Navarrete Prida, mexiquense que se ganó la confianza del Presidente durante su periodo como gobernador pero no operará con absoluta libertad, en una de las áreas estratégicas, el Cisen, se encontrará Alberto Bazbaz quien también fue procurador en el Edoméx pero que forma parte de otro equipo, del de Luis Videgaray.

Navarrete ha logrado su objetivo, hace muchos años declaró que dentro de sus planes en la entonces PGJEM era tener futuro porque había notado que quienes ocupaban el cargo de procurador no lograban desarrollar una carrera política después de salir del cargo.

El anuncio de Osorio Chong obligó al acto protocolario tradicional en Los Pinos, el evento sirvió también para la despedida de Luis Enrique Miranda Nava quien regresará a tierras mexiquenses en la búsqueda de una diputación federal en lo que significará su primer aventura en solitario, sin el cobijo de su amigo de toda la vida.

Hasta ayer, Miranda Nava había actuado como apoyo de Peña en las áreas en las que se le había asignado; incluso su derrota en la búsqueda de la alcaldía toluqueña ante el hoy morenista y entonces panista, Juan Rodolfo Sanchez Gomez, tomó por sorpresa a propios y extraños encontrando la única explicación en una orden superior.

En el acto protocolario todo fueron risas y felicitaciones entre Osorio Chong y Enrique Peña Nieto, es el fin de una alianza que comenzó cuando ambos eran gobernadores, su alianza le permitió al mexiquense hacerse de la candidatura a la Presidencia y así el hidalguense se hizo de la Secretaría de Gobernación por el resto del sexenio sin importar lo que hiciera o dejara de hacer.

El anticipo de Osorio Chong ha generado suspicacias que podrían ser solo eso o que quizás sean el reflejo de una relación que se quebró ante la faltan de resultados en la administración de la política interna del país en donde los 43 de Iguala o el aumento de la violencia en la lucha contra el narcotráfico serán temas que persigan a Peña Nieto el resto de sus días.

Ahora por su cuenta Osorio y Miranda buscarán un escaño en el Senado y la Cámara de Diputados (respectivamente) y quizás ahí posicionarse para nuevos horizontes, aunque el primer paso no será sencillo de obtener.