Exigen derechos para evitar discriminación

Hoy se conmemora el Día Internacional de la lucha Contra la Homofobia y a pesar de que la comunidad LGBTTTI ha avanzado a paso lento en el reconocimiento de sus derechos, aún son víctimas de discriminación y malos tratos no solo por la ciudadanía, sino también por las autoridades y dependencias de gobierno, siendo un claro ejemplo de esto la falta de compromiso por parte de los legisladores para aprobar las leyes que benefician a este sector de la sociedad.

Motivo por el que dicha comunidad acudió a las instalaciones del palacio del Poder Legislativo para manifestar su inconformidad, bajo este contexto, Israfil Filos Real representante de la Asociación de Grupos Vulnerables en la entidad declaró que es necesario continuar exigiendo los derechos de la comunidad que se encuentran entre dicho desde el 2005, siendo el año en el que se presentó por primera vez la iniciativa de reforma del Código Civil.

Explicó que en los últimos años se ha avanzado en cuanto a nivel sociedad se trata, habiendo mayor tolerancia, sin embargo, en el caso de las dependencias, la homofobia sigue creciendo de manera más intensa, por lo que de manera simbólica quemaron el código civil para exigir que se cumpla lo que establece la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“Nadie le quiere entrar a estas leyes, saben que está reconocido por la corte, pero no existe un compromiso por parte de los legisladores que han dejado en la congeladora nuestras leyes, confiamos que en algún momento se hagan las modificaciones”.
Asimismo, explicó que en cuanto a los crímenes de odio se llevan a cabo 2.1 al mes en la entidad, registrando en lo que va del año un total de 32 casos siendo este último en el municipio de Coacalco.

“Hacemos un llamado a la comunidad para que valoren el papel de los diputados que se van y si no se lo merecen no les vuelvan a dar el voto, porque al final deberían de tener propuestas para esta comunidad y no las hay”.

Finalmente dijo que la sociedad no debe de ser cómplice de la discriminación y por el contrario deben de respetarse unos con otros, tomando en cuenta que todos somos seres humanos.

Por: Daniela Zetina