El rey león

Luego de varios meses por fin llegó el día para ver la nueva película de “acción real” de Disney.

La madrugada de este viernes por fin se estrenó uno de los éxitos más emblemáticos de Disney, habló de “El rey león”, esta animación originalmente fue estrenada en 1994.

Desde ese año, este film se considera el largometraje de animación más taquillero de la historia en el mundo, puesto que conjugó todos los elementos que caracterizan a la casa de animación en su forma más sofisticada: una historia basada en un clásico (Hamlet) accesible a todo tipo de público, un inolvidable diseño de personajes, partitura y canciones que harían historia y darían pie al espectáculo más exitoso de todos los tiempos y las técnicas de animación más avanzadas hasta ese momento, ya que la escena de la estampida cuenta con efectos creados por computadora.

El rey león

Ahora bien, estos antecedentes pueden resultar útiles para procesar la experiencia de este nuevo estreno fílmico brindará a quienes lo vean, algunos críticos la llaman “un espectáculo visual” donde no hay límites técnicos: pelaje, agua, pasto, todos estos elementos que según los expertos han sido grandes retos para documentales de este tipo.

En esta cinta son manejados, casi a la perfección, sin embargo, no siempre los movimientos con el doblaje logran empatar, resulta imposible no tener el impulso de comparar la versión original con lo que estos días veremos en la pantalla e incluso resultaría injusto para ambas versiones, porque son propuestas totalmente distintas a pesar de su similitud.

La versión original es una historia que apela a las emociones y hace cómplice a la inocencia del espectador, mientras que el largometraje de 2019 es una propuesta tecnológica frontal, que cumple la promesa de sorprender en lo visual, pero que gracias su hiperrealismo no da pie a una conexión más profunda.

¿Tú ya la viste?

Por: QS Redacción.
Con información de: Milenio