Corea del Norte y Corea del Sur se reúnen para llegar a acuerdos acerca de los juegos olímpicos de invierno 2018

Con información de: AFP

A tres días de reunirse en la sede del Comité Olímpico Internacional (COI), Corea del Norte y Corea del Sur acercaron considerablemente posturas este miércoles, acordando principalmente la participación histórica de un equipo común, en hockey sobre hielo femenino, en los Juegos de invierno de Pyeongchang.

La constitución de este equipo coreano, un hito en la historia olímpica, fue aprobada en las conversaciones entre responsables de los dos países en Panmunjom, ciudad fronteriza donde fue firmado en 1953 el alto el fuego entre el Norte y el Sur, entre otras propuestas.

Los negociadores también aprobaron el desfile conjunto de deportistas de ambos países en las ceremonias de apertura y de clausura, bajo una bandera representando a toda la península, como ya ocurrió en los Juegos Olímpicos de Sídney-2000, Atenas-2004 y Turín-2006.

Este desfile común tiene un importante valor simbólico, ya que los dos países están oficialmente en guerra, ya que el conflicto entre el Norte y el Sur en 1953 cesó con un armisticio y no un tratado de paz.

Pyongyang propuso enviar una delegación de 550 personas a Pyeongchang. Compuesta por los deportistas participantes, pero también por animadoras y un equipo de taekwondo, se desplazaría a Corea del Sur por carretera.

A principios de enero, antes incluso de la oficialización de la participación norcoreana, el gobernador de la provincia surcoreana en la que se disputarán los Juegos Olímpicos había propuesto recurrir a un gran barco para acoger a los miembros (deportistas, directivos, entrenadores, aficionados…) de una eventual delegación procedente del Norte. Estas cuestiones logísticas deberían decidirse en los próximos días, especialmente después de la visita de una delegación norcoreana a Pyeongchang la próxima semana.

La decisión definitiva será tomada el sábado.

El COI ha “tomado nota de un cierto número de propuestas interesantes procedentes de varias fuentes”, explicó un portavoz del COI en un comunicado enviado este miércoles.

La instancia olímpica promete “evaluar atentamente las consecuencias y el potencial impacto en los Juegos Olímpicos y en las competiciones olímpicas” de esas propuestas, antes de tomar “una decisión definitiva” el sábado.

Lausana será el escenario el sábado de una reunión entre el COI, Corea del Norte, Corea del Sur y los organizadores de los Juegos Olímpicos de 2018 (9 al 25 de febrero). Allí debe definirse el número de deportistas norcoreanos autorizados a estar en los Juegos, así como las modalidades de esa participación.

Otras iniciativas están siendo estudiadas. La Federación Internacional de Bobsleigh y Skeleton (IBSF) reflexiona sobre un posible equipo de bob a 4 común, con dos surcoreanos y dos norcoreanos.

Corea del Norte aceptó el 9 de enero enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de 2018, después de haber boicoteado la cita de verano de Seúl en 1988.

Las ambiciones nucleares de Corea del Norte elevaron las tensiones alrededor de los Juegos Olímpicos de 2018 en el último trimestre de 2017, pero los dos países llegaron a un acuerdo el 5 de enero para sentarse a conversar, por primera vez desde diciembre de 2015.

Las principales sedes de los Juegos de Pyeongchang están situadas a únicamente 80 kilómetros de la zona desmilitarizada (DMZ), la franja fronteriza llena de puestos de control y zonas de minas que separa las dos Coreas.

Los organizadores de Pyeongchang-2018 quieren que estos Juegos Olímpicos sean recordados como “los de la paz” y no por otras cuestiones que han marcado sus preparativos en los meses anteriores, como los temores a un conflicto nuclear o la suspensión de Rusia por su escándalo de dopaje.