México en Davos y el TPP

26 de enero de 2018

Román acosta Rodríguez

En estos días se estará celebrando la reunión del Foro Económico Mundial en Suiza, un evento que aglutina a los líderes mundiales de los sectores políticos, empresariales y académicos de todo el mundo. La cobertura global que se le da a este evento les otorga una oportunidad inigualable a los líderes de los países participantes para comunicar sus mensajes a todo el mundo. Esta oportunidad es particularmente importante para los países que no son comúnmente seguidos por la prensa internacional, como es el caso de México.

Uno de los anuncios bomba que se han realizado en lo que va de este foro es la rectificación de la postura de Donald Trump con respecto a la participación de los Estados Unidos en el Trans-Pacific Partnership (TPP). El día de ayer, el presidente norteamericano declaró que si las condiciones del tratado resultarán benéficas para los Estados Unidos podría reconsiderar su participación en el mismo.

Este es un cambio radical en la postura del mandatario quien no se cansó de llamar a este tratado “el peor tratado en la historia de los Estados Unidos” durante su campaña, la pregunta es ¿qué cambió en Trump de un año a la fecha?

Existen dos posibles explicaciones: La primera es que el narcisismo del presidente lo haya orillado a adoptar una posición menos proteccionista al participar en otros foros mundiales de este tipo. En su reciente visita a Vietnam donde se realizó la cumbre del Asia-Pacific Economic Cooperation (APEC), la nota se la llevó el presidente de China Xi Jinping, quién se presentó listo para ocupar el lugar de líderes globales que los Estados Unidos dejaban vacío al perseguir una agenda proteccionista.

Donald Trump fue notoriamente tratado como un participante de segunda por los otros asistentes de la cumbre, lo cual no pasó desapercibido por la prensa estadounidense. Esto pudo haber llevado a Trump a moderar su discurso comercial en el exterior, y declararse abierto a una posible entrada al TPP es una manera de hacerlo.

Otra posible explicación es la salida de Steve Bannon del equipo de trabajo del presidente norteamericano. Sloppy Steve, como lo ha rebautizado el anaranjado mandatario, era el principal promotor de la doctrina de America First, la cual consiste en anteponer los intereses de la clase trabajadora de Estados Unidos al bienestar económico del mundo. Con su salida, Trump ha logrado desmarcarse de la facción más radical de la derecha norteamericana lo cual le ha permitido abrir la negociación en temas como inmigración y comercio internacional.

¿Cuál es la verdadera razón? Probablemente ni él lo tenga claro, pero lo que es cierto es que estas son buenas noticias para México, no sólo por el beneficio de contar con Estados Unidos en la nueva versión del TPP, si no porque esto manda una señal positiva sobre la disposición del presidente a renegociar el NAFTA.

Por lo pronto, hace un par de días se anunció en Tokio que los 11 países participantes en el TPP habían llegado a un acuerdo para firmar el tratado el próximo mes de marzo en Chile, con lo cual se cerraría un largo ciclo de negociaciones y abriría la puerta a que países como México y Canadá comiencen un proceso de diversificación de sus exportaciones; lo cual les quitaría muchísima presión en la negociación del NAFTA con los Estados Unidos. El día de hoy se espera que Trump dé una nueva versión de su discurso America First, ahí podremos ver si el cambio en actitud fue real, o si solamente fue una más de sus ya conocidas bufonadas.