Defenderá el título Welter de la OBM.


Jessie Vargas sabe que el próximo 5 de noviembre tiene la oportunidad de meterse a las páginas doradas de la historia del boxeo mexicano, en defensa de la faja Welter de la Organización Mundial de Boxeo (OBM), cuando enfrente al filipino Manny Pacquiao, quien vuelve del retiro para mostrar que aún puede mantenerse en la elite del deporte.

Para Vargas (27-1) este combate, programado para el cinco de noviembre en el Thomas & Mack Center de Las Vegas, servirá esencialmente para que México tenga otro campeón histórico en el mundo boxístico.

Aunque Pacquiao (58-6-2) ha sido un asiduo verdugo de boxeadores mexicanos, vivió su peor noche ante Juan Manuel Márquez hace cuatro años, cuando el ‘Dinamita’ lo noqueó en el sexto asalto. Este dato es una motivación extra para Jessie.

“Freddy Roach dice que Manny me va a noquear, pero a mí nunca me han noqueado y a él sí. ¿Adivina quién lo envió a dormir? Sí, un mexicano. Pacquiao nunca ha enfrentado a un peleador como yo”, aseguró.

“Soy más rápido y fuerte que Pacquiao. Puedo asegurar que no sólo lo voy a vencer, sino que lo voy a enviar a dormir”, agregó Vargas,

Para este combate, Jessie ha echado mano de un entrenador con mucha experiencia en kickboxing como Dewey Cooper, y también del experimentado cutman Rafael García, quien fue una persona clave en la época dorada de Floyd Mayweather. Vargas llega a esta pelea luego de ganar el título welter frente al estadounidense Sadam Alí.

 [hr style=”striped”]

Con información de: AFP