El delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en el Estado de México, Enrique Gómez, señaló que la escasez de combustible no ha afectado el funcionamiento normal de los nosocomios en territorio mexiquense

El desabasto de gasolina en diversos municipios del Estado de México no ha afectado el funcionamiento de hospitales y unidades médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la delegación poniente del Estado de México, señaló el delegado estatal, Enrique Gómez Bravo Topete, quien afirmó que no se han presentado retardos o ausentismos del personal médico.

Aseguró que la delegación poniente de la entidad opera al 100 por ciento y que los trámites administrativos y la operación de los nosocomios siguen su curso normal.  Explicó que la delegación tiene una estación de gasolina que surte principalmente a las ambulancias del IMSS.

“Es falso que la falta de gasolina afecte sobre todo la atención en unidades de medicina familiar y hospitales del instituto. Es más, ni en los trámites administrativos, ha habido problema sobre todo cuando una gran parte se lleva a cabo vía Internet”, expresó.

Por otra parte, Enrique Gómez Bravo Topete dio a conocer que hasta el momento no sabe cuándo habrá un relevo en la delegación a su cargo, “son ciclos y bueno ya se acabó una administración federal, pero nosotros estamos esperando a que nos marquen los nuevos valores de acción por cambio de presidencia de la República”.

Finalmente aseveró que ha tenido reuniones constantes con todo el cuerpo de gobierno para seguir trabajando hasta el último día de su gestión.

Por: Karina Villanueva