En una muestra de humanismo, un hombre de 30 años de edad, decidió convertirse en el tutor de un bebé de 5 meses, pese a tener varios padecimientos de salud

Un bebé abandonado en la sala de neonatología de un hospital en Argentina, causó un gran sentimentalismo en el enfermero Matías Devicenzi, quien decidió adoptar al pequeño y hacerse cargo de él de forma oficial.

La realidad es que el enfermero no tenía planes de convertirse en padre, de hecho, ni siquiera es casado y aunque el bebé padece problemas genéticos, malformaciones, deficiencia respiratoria y una enfermedad uronefrológica, decidió convertirse en su tutor.
“Me fui de vacaciones en febrero. Cuando regresé lo primero que hice es preguntar por el bebé y aún permanecía internado. Estaba grave. Me acerco a la cuna, como hago con todos porque me gusta hablarles y le digo,si abres los ojos te llevó a mi casa”, describió Devicenzi.

Después de esto, el pequeño abrió sus ojos negros, por lo que el enfermero no lo pensó dos veces y tomó la responsabilidad.

El proceso de adopción era complejo, sin embargo el hombre cumplía con todos los requisitos. Mientras que el bebé, llamado Santino, tenía cinco meses de edad y fue intervenido quirúrgicamente por un problema de la vejiga. Después de dos años, siguen siendo una gran familia.

Información de Televisa News.

Redacción QS