Los cuerpos fueron encontrados en una escuela que cerró sus puertas en 2011.

 

Tras una revisión en la escuela “Arthur G. Dozier”, en Florida, el Departamento de Protección Ambiental de Florida encontró a más de 20 cadáveres de niños afroamericanos.

La escuela que cerró en 2011, tuvo una revisión en las instalaciones, después de que varias personas denunciaron que en el lugar se enterraban a niños m, sin que se diera aviso a familiares.

Según registros la escuela recibía a niños huérfanos, sin casa o con problemas de conducta, por lo que después de la revisión se determinó que el 67% de los menores eran afroamericanos. Asimismo se sigue la investigación del espacio.

Por redacción: Qsnoticias Mx.

Con información de: ADN40, El Universal.