Pablo Beltrán, el principal negociador del ELN, negó tener vínculos con el atentado y pidió al gobierno garantías para regresar a salvo a sus campamentos.

El principal negociador del Ejército de Liberación Nacional negó tener conocimiento anticipado del ataque a una academia policial en Bogotá y exigió que el gobierno del presidente colombiano Iván Duque permita el regreso a salvo de los negociadores desde Cuba.

Pablo Beltrán, el principal negociador del ELN, dijo que su equipo desconocía que el grupo rebelde planeaba el ataque que dejó 21 muertos en la Escuela de Policía General Santander.

Pidió a Colombia que se atenga al protocolo acordado y dé a los negociadores 15 días para regresar a salvo a sus campamentos en la selva de la nación sudamericana.

“Ni nos involucramos, ni conocíamos de esa situación, del ataque”, dijo Beltrán, una red regentada por Cuba, Venezuela y otros gobiernos izquierdistas latinoamericanos. “Vamos, hasta el último día, a insistir en que el gobierno de las garantías para el retorno”.

Por: Qs noticias

Información de: Milenio