El héroe de los estadios lo perdió todo. 

Por: Agencia AFP.

Un tribunal sudafricano amplió este viernes a 13 años y 5 meses de cárcel la pena para el campeón paralímpico Oscar Pistorius por el asesinato de su novia Reeva Steenkamp en 2013.

Pistorius, de 30 años, había sido condenado en primera instancia a seis años de prisión, mucho menos que la pena mínima de 15 años prevista por asesinato en el código penal sudafricano.

Indignada, la fiscalía recurrió esa condena para exigir una pena más severa, calificando la primera de “escandalosamente inapropiada”.

Este viernes la Corte Suprema de Apelación de Bloemfontein le dio la razón, al anular “por unanimidad” el fallo del tribunal de Pretoria y reemplazarlo por una pena de 13 años y cinco meses.

El crimen de Pistorius contiene ingredientes fuera de lo común: un culpable, famoso corredor minusválido, una víctima top model, un drama cometido el día de San Valentín y una saga judicial con múltiples vuelcos.

En la madrugada del 14 de febrero de 2013, Día de los Enamorados, Pistorius mató de cuatro balazos a su compañera sentimental, la modelo Reeva Steenkamp, a través de la puerta del cuarto de baño de su casa.

El multicampeón paralímpico siempre ha clamado su inocencia y asegurado que creyó que un ladrón se había introducido en su propiedad en Pretoria y le disparó presa del pánico. Tanto la fiscalía como la familia Steenkamp acogieron con satisfacción el nuevo dictamen.

Al matar a su compañera, el héroe de los estadios lo perdió todo. Hoy está arruinado después de haber sido abandonado por sus patrocinadores y, según sus abogados, sufre de depresión.