La tumba es considerada como una de las más antiguas del mundo

La tumba de un sacerdote, que data de hace más de 4 mil 400 años, fue descubierta en el sitio de Saqqara, cerca de El Cairo, por una misión arqueológica egipcia, anunciaron este sábado las autoridades.

El sacerdote era llamado “Wahtye”, y la tumba data de la V dinastía (entre 2 mil 500 y 2 mil 300 a.C), durante el reino de Neferirkare, según el ministerio de Antigüedades.

La tumba está “excepcionalmente bien conservada, adornada con esculturas en su interior. Pertenece a un sacerdote de alto rango”, se congratuló el ministro de Antigüedades, Jaled el Enany, ante un grupo de periodistas e invitados.

La tumba contiene “escenas que muestran a su ocupante con su madre, su mujer y su familia, así como algunos nichos con estatuas coloreadas del difunto y su familia”, precisa el ministerio en un comunicado.

En noviembre, en el mismo sitio de Saqqara, las autoridades egipcias habían revelado el descubrimiento de siete tumbas, cuatro de ellas de más de 6 mil años, realizado por la misma misión arqueológica.

El sitio de Saqqara, al sur de la capital egipcia, es una amplia necrópolis que alberga la célebre pirámide del faraón Djoser, la primera de la era faraónica.

Este monumento, construido hacia 2 mil 700 a.C por el arquitecto Imhotep, es considerado como uno de los más antiguos del mundo.

Por: Fermín López