Los afectados pidieron al alcalde, Jaime Cervantes, que saque las manos de la elección, al tiempo que señalaron hubo compra y coacción del voto

Vecinos del municipio de Lerma acusaron al presidente municipal Jaime Cervantes Sánchez, de interferir en las elecciones pasadas de autoridades auxiliares en favor de la planilla 1, y señalaron que hubo compra y coacción del voto, ya que a cambio del mismo se ofrecían 300 pesos y la promesa de integración al programa social del Gobierno del Estado de México, el Salario Rosa.

Julio César Serrano, vecino de la comunidad de San Pedro Tultepec, señaló que hay autoritarismo por parte de la autoridad municipal y que incluso la convocatoria fue emitida con muy poco tiempo, lo cual evitó que las comunidades pudieran organizarse para participar y reunir los requisitos e integrar las planillas.

Por su parte, Alejandro de la Cruz, representante de la comunidad Álvaro Obregón, indicó que operadores y activistas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) estuvieron condicionando el voto en localidades como Tlalmimilolpan y San Nicolás Peralta.

En este sentido exigieron que el alcalde saque las manos de la elección para que la comunidad ejerza su voto de manera libre y sin condiciones

Por: Karina Villanueva