US Secretary of State Mike Pompeo arrives at Andrews Air Force Base in Maryland, July 13, 2018. Pompeo completed a trip to North Korea, Japan, Vietnam, Afghanistan, Abu Dhabi, and Brussels. /
AFP PHOTO / POOL / Andrew Harnik 2018

Además de Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU viene también Kirstjen Nielsen, secretaria de seguridad y Steve Mnunchin, secretario del Tesoro

Una importante delegación de funcionarios de Estados Unidos arribó este viernes a México para servir de puente entre el presidente Donald Trump y el recién electo Andrés Manuel López Obrador, quien asumirá la presidencia mexicana en medio de una tensa relación bilateral.

Junto al secretario de Estado, Mike Pompeo, llegaron en un avión oficial el asesor y yerno de Trump, Jared Kushner; la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, al hangar presidencial de Ciudad de México.

En una primera escala, los funcionarios llegarán hacia las 16H30 GMT a la residencia presidencial de Los Pinos para una reunión a puerta cerrada con el saliente presidente Enrique Peña Nieto, quien entregará el poder al izquierdista López Obrador el 1 de diciembre.

A sus 64 años, López Obrador -a quien todos conocen como AMLO por sus iniciales- resultó ganador por aplastante mayoría de los comicios del 1 de julio, prometiendo un gobierno austero que acabará con la corrupción, impulsará el desarrollo de los jóvenes y mitigará la rampante violencia del crimen organizado.

Su cita con la delegación estadounidense se llevará a cabo hacia las 18H20 GMT en su llamada “casa de transición”, una casona del bohemio barrio Roma Norte, localizada en una calle estrecha rodeada de viviendas y pequeños negocios.

Desde esta mañana, el inmueble color blanco y rojo estaba rodeado por un modesto dispositivo de seguridad conformado por unos 20 policías y vallas metálicas, mientras un centenar de periodistas aguardaban en las puertas desde la madrugada, esperando captar algún detalle de la reunión que no está abierta a la prensa.

Argumentando su sonada austeridad, López Obrador ha rechazado utilizar la aparatosa guardia presidencial mexicana para su seguridad.

Las relaciones entre Estados Unidos y México han estado tensas desde que Trump ganó las elecciones en 2016 luego de una campaña cargada de insultos antimexicanos, ataques al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente entre ambos países y Canadá desde 1994, y promesas de construir un muro fronterizo y hacer que México lo pague.

Hacia las 20H30 GMT, la delegación estadounidense tiene prevista una rueda de prensa con el canciller mexicano, Luis Videgaray.

Por Alonso Moreno
AFP Copyright 2018