La organización responsable realizó la medición de la obra del artesano Juan Carlos Nonato Díaz y certificó que este Árbol de la Vida es el más alto del mundo

David López Cárdenas, presidente municipal de Metepec informó que la organización del Guinnes World Records certificó al “Árbol de la Vida Monumental”, del artesano Juan Carlos Nonato Díaz, rompió el récord en su categoría como la obra elaborada en barro más alta del mundo.

De acuerdo con el edil, el representante de la organización, Carlos Tapia Rojas, realizó la medición y corroboró que la escultura en barro, que se encuentra en el parque La Providencia, en este municipio, tuvo una altura, de 9 metros con 18 centímetros.

Esta es la segunda ocasión en la que el municipio es galardonado con un reconocimiento como éste, uno de ellos por la cazuela de barro más grande del mundo y el taco de plaza más grande a nivel mundial.

En esta ocasión, el coordinador internacional para México y Latinoamérica, acompañado de técnicos del organismo, midió la artesanía, la cual superó los nuevos metros, y corroboró que el material con el que fue elaborado fuera auténtico.

“Tiene un gran simbolismo para nosotros el Árbol de la Vida, primero porque es un factor de identidad y de orgullo para todos los que nacimos y crecimos aquí en Metepec, segundo, porque estamos trascendiendo y logrando que esto tenga visibilidad internacional”, señaló López Cárdenas.

“El Árbol de la Vida de Metepec, así con ese nombre, se incorpora a partir de este año al Patrimonio Cultural Inmaterial de México y eso, para nosotros, fue un motivo de orgullo sin duda, nos dio mucho gusto que en el inventario del patrimonio cultural de nuestro país, el Árbol de la Vida de Metepec, tenga un lugar específico, un lugar especial”.

La magna obra de Nonato Díaz, se integra de 9 mil 500 piezas decorativas realizado en una técnica de policromado y 19 placas alusivas a los elementos más representativos del Pueblo Mágico como la Tlanchana, El Calvario, la Parroquia de San Juan Bautista, entre otros que narran la historia y las tradiciones del municipio y tiene un peso total de 11.8 toneladas.

El alcalde metepequense comentó que se hizo una investigación previa para rectificar que existieran piezas de estas magnitudes en partes del mundo, sin embargo, se descubrió que las más altas eran de 7 metros, algunas de las cuales fueron hechas por habitantes del municipio y se fueron a otros países como Japón.

Erick González