Durante su visita a la capital mexiquense, el candidato presidencial afirmó que ya nadie lo alcanza en las encuestas

Es domingo 17 de junio, en el corazón del Estado de México, cerca de 20 mil personas se dan cita para el mitin de campaña del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES), Andrés Manuel López Obrador.
La cita estaba pactada a las 4:30 de la tarde; sin embargo, el tabasqueño arriba a la Plaza de los Mártires minutos antes de las 18:00 horas.


La lluvia incesante en la ciudad de Toluca no impide la congregación de los simpatizantes de AMLO, ni la celebración del Día del Padre merma la afluencia de militantes.
Antes de que el oriundo de Macuspana tome la palabra, el sonido local da una primicia: el hasta hace unas horas candidato del Partido Nueva Alianza (Panal) a la alcaldía de Toluca, José Guadalupe Hernández Suárez, renuncia a su candidatura y declina a favor de Juan Rodolfo Sánchez Gómez; este último le coloca el chaleco de Morena y López Obrador le da la bienvenida levantando la mano de ambos aspirantes.


Andrés Manuel afirma que hoy es un día especial por el triunfo de la selección mexicana de fútbol en el Mundial de Rusia y porque cierra la jornada en la capital del Estado.
En la plancha del Zócalo frente al Palacio de Gobierno estatal y de espaldas al Palacio municipal, el oriundo de Macuspana reitera las promesas de su campaña: la revocación de su mandato si el pueblo así lo decide a tres años de su sexenio -de resultar ganador en la elección- y la no reelección presidencial.
Flanqueado por los candidatos a presidentes municipales, diputaciones locales y federales, así como los aspirantes al Senado, asegura que ni juntándose el PRI y el PAN les alcanza para superarlo en las preferencias electorales y presume una ventaja de más del 20% a nivel nacional sobre su más cercano competidor.
Díez minutos antes de las 7 de la noche, asevera que él sí va a culminar la obra del Tren Interurbano Toluca-México. Refiere que dicha obra tenía una inversión inicial de 21 mil millones de pesos, costo que aumentó a 35 mil mdp y que se prevé supere los 60 mil mdp.
“Ojalá terminen la obra antes de que que acabe este Gobierno, pero sí no que es lo más probable, porque ya lleva mucho atraso, yo hago el compromiso de terminarla”.
Dijo que de llegar a Los Pinos, el Tren estará terminado en el año 2019.
A 10 días de que culmine la campaña, AMLO pide un voto parejo y no diferenciado, a los presentes les dice que salgan a votar el 1 de julio y que no se queden en sus casas. “No es cualquier elección, es un hecho histórico”, señala.
Antes de abandonar suelo mexiquense, lugar que nunca antes ha sido gobernado por la oposición y terruño del presidente Enrique Peña Nieto, AMLO recibe una playera de la selección mexicana con el número 10 en la espalda, también un sombrero de charro elaborado por artesanos de San Antonio la Isla. Minutos más tarde se retira del lugar no sin antes gritar ¡Viva México! y de cantar el himno nacional.

Por: Karina Villanueva